Cuando Universidad de Chile programó los exámenes físicos para su plantel, dentro de los citados estaba Marcelo Cañete, pese a que ya se sabía que era muy difícil que continúe en el club, luego de una temporada irregular el año pasado en el Campeonato Nacional.

Pese a esto, se esperaba que el volante se presentara junto a sus compañeros para esperar la definición de su futuro entrenando a la par del grupo, aunque esto no sucedió.

Cañete no se presentó a los exámenes, pese a que tenía hora agendada en la clínica, además que se mantuvo en Argentina, donde se ha mostrado en las redes sociales realizando ejercicios físicos esperando las nuevas noticias para su carrera.

Similar a lo que pasa con Nahuel Luján, a quien antes de partir de vacaciones se le había notificado que no seguiría en Universidad de Chile, Cañete debe esperar su resolución ya que todavía tiene contrato con los azules.

Pese a esto, el técnico Santiago Escobar fue claro en su primera conferencia en decir que, aunque ambos jugadores estaban registrados para comenzar los trabajos con el plantel, lo más seguro es que tengan un nuevo destino.

“Estos jugadores estuvieron trabajando durante un tiempo en el plantel y con base a unas evaluaciones lo más seguros es que no van a continuar en el plantel para este proyecto 2022. Algunos de los dos o los dos van a estar entrenando con el equipo mientras se les busca una posibilidad en otra institución”, comentó Escobar.