Muy pronto se podrá ver en el mundo un espectacular fenómeno astronómico llamado Lluvia de Estrellas Gemínidas. Este evento iluminará los cielos con magistrales estrellas fugaces, un panorama ideal para las personas que disfrutan de la astronomía.

¿Cuándo es la Lluvia de Estrellas Gemínidas?

La lluvia de estrellas Gemínidas se podrá ver desde el jueves 14 de diciembre al viernes 15 de diciembre. Este año, el fenómeno será especialmente visible debido a la Luna Nueva del 13 de diciembre, permitiendo una visión óptima de los meteoros durante toda la noche.

¿Se podrá ver el fenómeno en Chile?

Las Gemínidas se podrán ver desde cualquier lugar del mundo, incluido Chile, bajo condiciones de un cielo oscuro y despejado. Sin embargo, las personas del hemisferio norte tendrán una mejor vista. Mientras que en el hemisferio sur se verán menos meteoros porque el punto radiante no sube muy alto allí.

Consejos para observar la lluvia de estrellas de Gemínidas

Los expertos recomiendan encontrar un lugar sin contaminación lumínica, donde se pueda ver el cielo bien oscuro y que no haya obstáculos como nubes. Esta es la regla principal que te ayuda a ver más meteoros.

Una vez que te instales en una zona oscura, debes mirar hacia las zonas más oscuras del cielo y esperar a que tus ojos se acostumbren a la oscuridad. Entonces, empezarás a ver las estrellas más luminosas.

Cabe aclarar que no se necesita ningún equipo especial para ver la lluvia de estrellas, al contrario de lo que pasa en eclipses, por ejemplo.

¿Qué son las lluvias de estrellas Gemínidas?

La lluvia de estrellas Gemínidas es una lluvia de meteoros, también comúnmente llamados “estrellas fugaces”, que sucede todos los años hacia el 14 de diciembre.

De acuerdo información del Instituto Geográfico de España, las Gemínidas tienen una tasa de actividad por encima de los 120 meteoros por hora y una velocidad de 35 kilómetros por segundo durante varios días, lo que las convierte en una de las lluvias más activas del año junto a las cuadrántidas de enero y las perseidas de agosto.

Según el organismo español, el origen de las Gemínidas fue un misterio durante siglos pues no se sabía asociar la lluvia de meteoros con ningún cometa periódico conocido. En el año 1983, el telescopio espacial de infrarrojos IRAS (lanzado por la NASA) identificó un asteroide, llamado Faetón, y al estudiar su órbita, se concluyó que era este asteroide el que causaba la lluvia de estrellas. Se trata pues de un caso peculiar, pues prácticamente todas las otras lluvias de meteoros conocidas están causadas por cometas.

Se especula que Faetón pudiese ser hoy un cometa extinto y que los fragmentos que forman las Gemínidas pudiesen haber sido desprendidos hace siglos, cuando Faetón aún tenía actividad cometaria.

Como todos los años por estas fechas, la Tierra atraviesa un anillo poblado con aquellos fragmentos desprendidos de Faetón. Cuando uno de esos fragmentos entra en contacto con la atmósfera terrestre, se calcina por la fricción con el aire creando así el resplandor luminoso que conocemos como meteoro.

Típicamente, los meteoros más comunes que observamos a simple vista los producen partículas de unos milímetros a unos centímetros de tamaño que se queman a unos 100 kilómetros de altura.