Un nuevo proyecto de ley fue presentado esta mañana por el senador RN, Franisco Chauán, con el fin de castigar con cárcel a quienes participen en aglomeraciones violentas, aunque no hayan cometido algún delito.

El delito en sí se llamaría “ruptura de la paz social” y el objetivo es castigar con pena de cárcel a las personas que hayan sido detenidas por Carabineros en algún tipo de protesta que se catalogue como violenta.

Lo polémico es que se castigaría a la persona detenida incluso aunque no se le haya sorprendido cometiendo un delito como robar, haciendo destrozos o agrediendo a Carabineros, entre otros.

El proyecto de ley se basa en “Landfriedensbruch”, una ley europea que s eaplica en Austria y Alemania, entre otros, donde se castiga a una persona con sólo estar en una manifestación o protesta donde se ejerza la violencia.