Un buen domingo tuvo Christian Garin (39°) en Roma, al ganarle fácilmente al italiano Franceso Passaro por 6-3 y 6-2 en la primera ronda del Masters 1000 de esa ciudad. Y a esa alegría se le sumó que en la próxima ronda ya no deberá enfrentar a Carlos Alcaraz (9°), el tenista sensación del momento.

El español ganó hoy el Masters 1000 de Madrid ante Alexander Zverev, donde debió jugar infiltrado. Esto debido a que el viernes, en cuartos de final ante Rafael Nadal, sufrió una caída donde se torció el tobillo y un dedo del pie quedó maltrecho.

Por lo mismo, y para cuidarse de cara a Roland Garros que comenzará en dos semanas más, con su staff prefirió retirarse del torneo italiano para recuperarse de buena forma y, de esta forma, Gago no lo enfrentará el martes como estaba programado.

La organización no ha informado quién será su reemplazo, que saldrá de un lucky loser, por lo que las opción de Garin de meterse en los octavos de final es bastante concreta.

Lo más seguro es que el húngaro Márton Fucsovics (50°) o el finlandés Emil Ruusuvuori (59°) sean los rivales del chileno, partido que se jugará el martes en horario a definir.

Garin viene de hadcer segunda ronda en Madrid, donde cayó ante el canadiense Félix Auger-Aliassime, por lo que espera avanzar en Italia más rondas para poder subir en el ranking de cara a Roland Garros, donde ahora no sería sembrado.