No hay mal que dure 100 años y así lo demostró Olimpia que logró imponerse 2-0 frente a Cerro Porteño en uno de los partidos más importantes del fútbol paraguayo pero lo más llamativo de la situación es que de esta manera finaliza una muy larga racha de no poder ganar este enfrentamiento como visitante.

Tuvieron que pasar 41 años para que el Decano celebrara nuevamente en la Nueva Olla, amargando por completo a los locales que daban por descontado un triunfo que se ha venido repitiendo década a década, pero esta vez la historia fue distinta y así se da por terminada esta terrible sequía.

En el terreno de juego, las acciones se encaminaron rápidamente para los visitantes que rozando el minuto 10 se pusieron adelante gracias a Alejandro Silva tras una buena acción colectiva, que finalizó con un muy preciso centro por parte de Iván Torres que definió de gran manera el mediocampista.

A partir de ahí, el Ciclón hizo lo posible por equilibrar el marcador pero no encontraron la manera de quebrar a la defensa rival que aguantó cada embestida hasta que ya sobre el final, los forasteros dieron el golpe que resultó definitivo con Derlis González poniendo el 2-0 ya en el tiempo de añadido.

De esta manera, Olimpia le puso fin a la terrible mala racha que vivieron ante Cerro Porteño y terminaron 41 años que se hicieron muy largos. Sin embargo, los de Barrio Obrero son líderes con 15 puntos mientras que los blanquinegros llegan a 11 unidades en el cuarto puesto pero con un partido menos.