Tras un intenso mes de fútbol de selecciones con la Eurocopa y la Copa América, los clubes vuelven a la acción con la Libertadores como competición más destacada al reanudarse en sus octavos de final, en la que sus partidos ida tuvieron una amplia presencia de chilenos, con los siete que militan en el extranjero viendo acción.

Algunos partieron como titulares en las formaciones de sus respectivos equipos y otros vieron la oportunidad desde el banquillo. Así fue el andar de los futbolistas nacionales en sus respectivos clubes en la competición más importante de clubes a nivel continental.

Eduardo Vargas inició como suplente en el Atlético Mineiro ante Boca Juniors en La Bombonera e ingresó en el minuto 69 por Matías Zaracho. El goleador de la selección chilena poco pudo hacer para cambiar el 0-0 en el marcador en un partido del que se habló más de los árbitros de lo que pasó en la cancha.

Gabriel Arias y Eugenio Mena hicieron lo usual de sus participaciones con Racing al estar en el once inicial en la visita a Sao Paulo que terminó con empate a un tanto. El portero poco pudo hacer el tanto de los brasileños por medio de Vitor Bueno al 35', mientras que el Keno tuvo su solidez defensiva característica pero falló un gol clamoroso que pudo significar la victoria.

Universidad Católica recibió a Palmeiras y con el campeón venía incluido un viejo conocido: Benjamín Kuscevic. El exjugador de los Cruzados se enfrentó al equipo en el que se formó como titular y tuvo algunos dolores de cabeza con el ataque de los dirigidos por Gustavo Poyet que no concretaron varias ocasiones y terminaron cayendo 1-0.

Mauricio Isla también fue parte del grupo de los que estuvieron desde el pitazo inicial con Flamengo en su visita a Defensa y Justicia, que resultó 1-0 para los brasileños. El Huaso aportó su característico ida y vuelta, saliendo exhausto al 86' cuando el Fla buscaba ya asegurar el resultado.

Una de las grandes noticias fue Paulo Díaz con River Plate, disputando todo el encuentro ante Argentinos Juniors en el 1-1 en el Monumental. Sólido en defensa y con su salida limpia acostumbrada, el defensor central parece haber dejado atrás los problemas físicos causados por el Covid-19 y que le impidieron estar en la Copa América.

La participación chilena en Copa Libertadores la cerró Carlos Palacios al ingresar en la fracción 64 en Inter de Porto Alegre ante Olimpia en Paraguay. El ex de Unión Española fue uno de los revulsivos de los gaúchos que no pudieron encontrar el camino al gol y terminaron en tablas en un partido sin anotaciones.