Parece que no les importó su paso previo por los Pumas de la UNAM: Cientos de hinchas del América se congregaron en el aeropuerto internacional Benito Juárez para recibir a su nuevo delantero, el chileno Nicolás Castillo.

El ex atacante cruzado llega procedente del Benfica, donde no pudo terminar de consolidarse. En cambio, en una operación que rozó los US$ 10 millones, retornó a México donde la rompió en su paso por uno de los rivales más odiados de su, ahora, nuevo equipo. 

Una multitud de periodistas y aficionados casi no dejan que Castillo pudiera salir del aeropuerto. "Vengo al equipo más grande de México", advirtió el polémico atacante nacional, que tendrá que demostrar muy pronto el por qué de la inversión que hicieron en él. "Es una motivación increíble. Decirle al América que no, sería absurdo. Esperemos cumplir todos los objetivos", agregó.

Por cierto: Castillo tiene una fecha de suspensión en México pendiente de su último partido con la UNAM, precisamente contra el América. Y lo más curioso: de cumplirlo, debutaría en la fecha 7...contra Pumas. 

Mira cómo fue su arribo: