La segunda fecha de la zona norte del Ascenso Femenino tenía entre su parrilla el partido entre Cobreloa y Coquimbo Unido. Las piratas ganaron por 2-0 y siguen invictas y en la parte alta de la tabla del grupo. Todo quedaba ahí, hasta que Milenka Gavilán, jugadora aurinegra, denunció a una rival de lesionarla premeditadamente.

Mediante historias de Instagram, Gavilán mostró imágenes en que Nicol Áquez, futbolista loína, reconocía haberla lesionado adrede y habiéndolo planificado con antelación. "Me pitié a la Milenka jajaja, altiro, al inicio del partido le puse una buena y chao. Te dije que la iba a hacer", comentaba en ese chat entre risas.

Robinson Rosso, director a cargo de la rama femenina de Cobreloa, habló con La Tercera y aseguró que "hablamos con el cuerpo técnico y vamos a tomar decisiones, pero las revelaremos el jueves. Tenemos que analizarlo con el cuerpo técnico que encabeza Joao Egaña. Estuvimos reunidos hasta tarde viendo el tema".

"En lo personal, nos parece malo. Queremos hacer un desarrollo integral en todo aspecto, de proyección. Y lo que más pedimos es que se comporten correctamente, que no haya problemas de conducta, que seamos íntegros. Por eso no queremos actuar en caliente", añade Rosso sobre el tema de Nicol Áquez.

Sin embargo, en Cobreloa no quieren quemarse o echar al agua a su jugadora. "Somos un equipo en formación y queremos enseñar herramientas, formar buenas personas. Eso es lo que trabaja el cuerpo técnico. Estamos pidiendo información de todos lados. No sabemos si había un conflicto anterior. Hoy nos vamos a juntar con la jugadora. Queremos conocer su versión. No podemos decidir sin saber todas las versiones", sentenció el directivo.

Desde la Asociación Nacional de Jugadoras de Fútbol Femenino comentan que están recabando antecedentes respecto a esta situación y que ya hablaron con las partes involucradas (Nicol Áquez y Milenka Gavilán) mientras siguen en investigación.

Al momento de cierre de esta nota, Cobreloa ni Anjuff, tampoco Coquimbo Unido, se han referido a este tema ni hay sanciones o castigos definidos para la jugadora. Todo apunta a que pasará al Tribunal de Disciplina de la ANFP.