La mesa está servida y este sábado 25 de junio, desde las 18:30 horas, la Roja Femenina saltará a la cancha del estadio La Granja de Curicó. Allí, las nacionales enfrentarán a Venezuela en el primero de dos amistosos, que serán válidos por la última fecha FIFA antes de la Copa América.

La intención de programar estos encuentros era terminar la preparación de Chile antes del torneo continental, que entregará un cupo y medio a los Juegos Olímpicos y tres cupos directos al Mundial de Australia-Nueva Zelanda 2023, junto con dos clasificaciones al repechaje, y la selección quiere repetir en ambos certámenes.

Los duelos ante la Vinotinto serán apretados, ya que ambas selecciones llegan con pasares parecidos. Sin embargo, en la vereda de al frente están un poco complicadas debido a la lesión que sufrió este viernes su capitana, goleadora y máxima estrella: Deyna Castellanos.

Según informaron mediante un comunicado, la delantera del Manchester City sufrió una tenosinovitis de los músculos peroneos derechos, que fue diagnosticada el día de ayer. En español: se le inflamó el tendón que recubre el tobillo, el cual está inflamado.

Luego de la evaluación médica, la DT Pamela Conti optó por descartar a Castellanos para los dos amistosos que jugarán frente a Chile, el de hoy en Curicó y el del martes 28 en Rancagua. La idea es que esté al cien por ciento para la Copa América Femenina.

"Castellanos se mantendrá bajo tratamiento y observación del cuerpo médico de la delegación, optando por su máxima recuperación de cara a la Copa América femenina de Colombia", explica el comunicado de Venezuela.