Con una terrible noticia despertó este sábado 2 de abril el fútbol chileno, ya que se dio a conocer que la leyenda de Universidad de Chile y la selección chilena Leonel Sánchez falleció a los 85 años después de dar una dura batalla contra complicaciones de salud que hasta hace poco lo mantuvieron hospitalizado.

Don Leonel vistió el color azul del Romántico Viajero desde los 11 años y estuvo 16 en el club universitario, donde fue uno de los estandartes del legendario Ballet Azul junto a Carlos Campos, Sergio Navarro, Luis Eyzaguirre, Rubén Marcos, Braulio Musso, entre otros, donde se cansaron de dar tantas vueltas olímpicas.

Y es que en el palmarés de uno de los mejores equipos de la historia del fútbol chileno destacan seis títulos de Primera División, obtenidos en 1959, 1962, 1964, 1965, 1967 y 1969, donde aquellos que tuvieron la suerte de presenciarlo siempre recuerdan su conexión goleadora con el Tanque.

"Centro de Leonel, gol de Campos", es una de las frases más destacadas de aquella época. Sin embargo, no solo con la camiseta azul supo escribir su nombre con letras doradas, ya que con la vestimenta de la selección chilena de igual manera hizo historia.

Y es que gran parte de ese exitoso plantel del Ballet Azul fue la base de un también histórico equipo de La Roja que disputó el Mundial de Chile 1962, donde el gran Leonel fue la principal figura. Y es que con cuatro goles en la cita planetaria jugada en nuestro país se inscribió como uno de los goleadores del certamen, y el único chileno en lograr algo así. Pero eso no fue todo.

En la misma Copa del Mundo jugada en nuestras tierras, donde obtuvo el tercer lugar, será siempre recordado el histórico gol que le hizo a Lev Yashin, considerado uno de los mejores porteros de la historia del fútbol, de la Unión Soviética y que inmortalizó el relato de Julio Martínez con la frase "¡justicia divina!", ya que se reclamaba que el tiro libre que origina el gol fue dentro del área.

Además de eso, Leonel tambien disputó el Mundial de Inglaterra 1966, donde Chile se despidió en primera fase tras jugar solo tres partidos, pero si se suman los seis que jugó en Chile 62 eso lo deja junto a Elías Figueroa como los únicos en haber jugado nueve compromisos en las citas mundialistas.

Con la camiseta de Universidad de Chile jugó 412 partidos entre competencias locales e internacionales, donde marcó 167 goles y es el segundo goleador histórico del club tras Carlos Campos (199). Mientras que con La Roja anotó 24 festejos en 85 duelos disputados.

Así, el fútbol chileno despide este sábado 2 de abril a una de las máximas glorias de nuestro balompié que marcó una época con la camiseta de su querida Universidad de Chile y de La Roja, una leyenda que será recordada por siempre por su tremendo aporte a la historia de la actividad en nuesto país.