Real Madrid y Manchester City acapararon las miradas del mundo entero este martes 9 de mayo al protagonizar lo que fue el puntapié inicial de las llaves de semifinales de la UEFA Champions League. Tras un duelo a máxima intensidad el pitazo final dejó un empate 1-1 en el marcador, con dos golazos, con lo que la llave queda abierta y se definirá en Inglaterra.

Los primeros 45 minutos fueron absolutamente dominados por el equipo dirigido por Pep Guardiola ya que tuvieron la posesión del balón y también varios remates al arco rival, pero los de Carlo Ancelotti dieron una clase de efectividad en el fútbol para ponerse 1-0 arriba con el único remate al arco que tuvieron en la primera mitad.

 

En el minuto 36 Vinícius Júnior marcó un tremendo golazo con un derechazo infernal, y los Citizens se fueron al descanso con el sabor amargo de estar en desventaja a pesar de haber realizado todo lo posible para ponerse arriba. Por eso, salieron con todo a jugar de la misma manera el complemento e intentar igualar el marcador. Y lo lograron.

Tras varios intentos más, fue recién en el 67' cuando apareció Kevin de Bruyne para sacar un potente remate que dejó al arquero Thibaut Courtois sin posibilidad de atajar y puso el marcador 1-1. Así, aunque ambos intentaron llevarse la victoria ninguno lo logró y ahora todo se definirá en Inglaterra.

El Etihad Stadium será el escenario donde Manchester City recibirá al Real Madrid el próximo miércoles 17 de mayo. Desde las 15:00 horas el cuadro Merengue visitará a los Citizens para definir cual de los dos equipos será el que logre sacar un boleto para la gran final de la competencia, pactada para jugarse el 10 de junio en el Estadio Olímpico Atatürk en Estambul, Turquía.

 

Real Madrid y Manchester City lucharán por un cupo en la final de la Champions League, y el rival de quien gane la llave será un italiano. AC Milan e Inter se enfrentan en la semi de ida este miércoles 10 de mayo desde las 15:00 horas, y la vuelta se disputará el martes 16 en el mismo horario. Ambos duelos se jugarán en San Siro pero con la localía invertida.