El último partido de la selección chilena fue para el olvido, porque aparte de perder ante Ecuador, la Roja sufrió la expulsión de Arturo Vidal y las lesiones de Eugenio Mena y Alexis Sánchez.

El Niño Maravilla volvió a Italia lesionado, lo que generó el malestar del entrenador Simone Inzaghi, debido a que tiene muy bien considerado al ex Colo Colo, debido a que cada vez que ha ingresado fue un aporte.

En Gazzetta dello Sport indican que el goleador histórico de la Roja está listo para jugar, porque ha entrenado a la par de sus compañeros, y es opción para el estratega lombardo, debido a que su idea es rotar a los atacantes, porque al clasificar a los octavos de final de la Champions, tendrán un duro calendario.

Eso sí, el medio italiano informa que Inzaghi no tiene claro si arriesgará a Sánchez desde el arranque este sábado ante Venezia, debido a que lo pretende llevar de a poco, para que no se resienta de su lesión muscular.

 

Inter de Milán visita este sábado desde las 16:45 horas a Venezia, con Arturo Vidal listo para jugar y Alexis Sánchez recuperado para ser opción.