Vesta Lugg vivió momentos dramáticos en pleno aeropuerto, cuando se dirigía a embarcarse rumbo a Canadá para reencontrarse con su familia. La influencer terminó rompiendo en llanto y desahogándose a través de su Instagram cuando le impidieron viajar con su perrita de soporte emocional.

Horas antes, comentaba que "acá estoy con la Funky y estamos a punto de irnos al aeropuerto para poder viajar a Canadá. Y estaba pensando en lo mucho que amo los lunes y me encanta viajar los lunes".

"Lo importante que es para mí crear un ambiente saludable para mí, para mi familia, para mi perrita y los seres queridos", añadió.

Sin embargo, más tarde y ya en la terminal aérea se desataría el infierno: la cantante de 26 años publicó una serie de videos en los que aparecía llorando, intentando explicar lo que había ocurrido.

"No suelo hacer este tipo de cosas, pero acabo de llegar al aeropuerto y llevo lidiando con Copa dos horas para poder subir con la Funky al avión", partió diciendo Lugg.

Para luego añadir que "ustedes saben que yo hago todas las cosas de forma súper correcta y agendé y reservé su cupo en el vuelo. Me están diciendo que no hay un código de su reserva, es como perrita de soporte emocional adjuntado a mi pasaje".

"Pero no la pueden dejar subir y que es error de sistema, pero como el call center de Copa no me está respondiendo no pueden hacer nada al respecto. No pueden solucionarlo acá en el aeropuerto, porque no es Copa directo. Por ende, me están obligando a bajarme del vuelo", lamentó.

La situación se volvió más dramática en cámara, a medida que continuaba con la explicación. Las lágrimas de rabia y pena se podían apreciar en las mejillas de Vesta mientras indicaba que "seguí todos los protocolos y pasos y su error ahora hace que me tenga que perder el vuelo y no pueda ver a mi familia después de un año".

"Me rompe el corazón su forma y la poca responsabilidad que toman. 'Puedes mandar un reclamo por la página', fue la única solución que me dieron", advirtió.

En tanto que también sostuvo que "la única razón por la cual viajaba con ustedes era por las facilidades para viajar con mi perrita de soporte emocional y ustedes se equivocan y la Funky es la que termina sufriendo".

Vesta Lugg lleva meses registrando la vida compartida que lleva con Funky, desde que llegó a su cuidado. La mascota aparece constantemente en sus historias y ha cobrado total relevancia en su vida. En tanto, los padres de la cantante viven en Canadá.