Una visita poco amistosa fue la de Conor McGregor al Kaseya Center, el pasado 10 de julio, por el juego cuatro de las Finales de la NBA. El mítico luchador irlandés fue invitado por los locales, Miami Heat, al partido contra Denver Nuggets y fue protagonista de un insólito hecho.

El luchador de la UFC noqueó salvajemente al corpóreo de los Heat en una dinámica que se suponía como “amistosa” en medio del entretiempo del partido. Burnie, como se llama la mascota, salió con guantes de box que poco le sirvieron ante el ataque del irlandés.

La noticia, cómo no, fue viralizada por un gran número de portales a lo largo del mundo y provocó la inmediata reacción de la franquicia de la NBA, que se enojó ya que quien portaba el disfraz terminó hospitalizado y conmocionado por la situación.

Y tras ello, además de las críticas hacia el luchador de MMA, vinieron también las burlas. Y estas llegaron a un punto cúlmine cuando decidieron modificar el perfil de Wikipedia en español del luchador y agregar la “pelea” con Burnie dentro de sus luchas oficiales.

“Primera victoria en tres años” señala la descripción de la lucha. Y en efecto, McGregor no gana desde que superó fácilmente al “Cowboy” Donald Cerrone en enero del 2020. Tras ello suma dos derrotas ante Dustin Poirier, la última con una brutal fractura de tobillo que lo alejó del octágono por casi dos años.

Además, McGregor se llenó de comentarios de los fanáticos de Miami Heat en sus redes sociales, reclamándole por su accionar y lamentando la situación por la que tuvo que pasar el pobre Burnie, que además tuvo que aguantar la derrota de los Heat en las Finales ante los Nuggets de Nikola Jokic.

Actualmente, el irlandés es parte de The Ultimate Fighter, en donde comanda un equipo de luchadores y busca la victoria ante el equipo de Michael Chandler. Precisamente ante este último es que, en teoría, debería ser el retorno al octágono, en una pelea que en teoría debería ser para diciembre próximo.