La noche de ayer, Boston Celtics consagró una hazaña que parecía imposible, empatando una serie que habían iniciado perdiendo 3-0. Con una anotación agónica, Derrick White firmó la victoria 104-103, que alarga las eliminatorias de la Conferencia Este de la NBA y deja todo por definirse mañana a las 20:30 horas.

El conjunto de Miami no pudo mantener la ajustada ventaja conseguida por su cuadro ofensivo en los últimos segundos, que encabezados por la estrella Jimmy Butler, conseguían el 103-102 tras una infracción que permitió al 22 marcar 3 lanzamientos de tiro libre.

En la última décima, la determinación de los de Boston les permitió sellar el partido a falta de tan solo 3 segundos. Un triple de Marcus Smart que bordeó el aro fue a caer a las milagrosas manos de White, quien anotó justo antes de la alarma final.

Por su parte, Jayson Tatum fue decisivo en el resultado, marcando 31 tantos (8-14 en dobles, 0-8 en triples, 15-15 en libres), además tuvo 12 rebotes, 5 asistencias, 2 bloqueos y una recuperación en 44 m.

El quinteto de Celtics logró empatar la serie 3-3 en calidad de visita, y llevarán todo a definirse en Florida, por el séptimo y último juego. En el lado Oeste, espera tranquilamente Denver Nuggets, quienes aplastaron a Los Ángeles Lakers por un total de 4-0.

Con esta hazaña, los dirigidos por Joe Mazzulla se encaminan hacia un récord histórico en el básquetbol. Pues nunca antes un equipo se ha recuperado de un 0-3. Es más, solo ha pasado una vez en todo el deporte norteamericano, cuando justamente sus compatriotas de Boston Red Sox se impusieron 4-3 a New York Yankees en la Serie Mundial de béisbol del 2004.