Luego de una pausa de casi un mes, la emoción de las artes marciales mixtas regresó con todo en el UFC Fight Island 7. En la pelea estelar, Max Holloway no tuvo piedad con Calvin Kattar y tuvó una presentación espectacular para quedarse con la victoria por decisión unánime.

El hawaiano, que venía de dos derrotas por el cinturón que le quitó Alexander Volkanovski, no quería dejar dudas y mostró su mejor arsenal. Algo que tuvo que sufrir su rival, que no encontró nunca los espacios y solo apeló a su corazón para mantenerse de pie en los cinco rounds.

Holloway entró al octágono a dar espectáculo desde el primer minuto, ganando el centro de la jaula y controlando cada una de las acciones. Pero fue en el segundo asalto que golpeó la mesa, sin darle respiro a un Kattar que pese a recibir tremendo castigo no caía.

El tercer y cuarto fueron un trámite más para Blessed, que hasta se dio el lujo de hablar con los relatores mientras peleaba para gritar que es "el mejor boxeador del UFC". Y es que luego de lo hecho, no queda discusión de que su juego de pie es uno de los más destacados en la compañía.

Cuando parecía que la pelea se terminaba por KO, Kattar pudo aguantar hasta el final y llevar así la pelea a las tarjetas, donde Holloway se quedó con el triunfo por un histórico 50-43, 50-43 y 50-42. Una actuación dominante que lo vuelve a poner en órbita del cinturón de Peso Pluma. Eso sí, el propio luchador avisó que estará disponible para reemplazar a Conor McGregor o Dustin Poirier en la estelar del UFC 257 de dos semanas más.

Carlos Condit y Matt Brown animaron duelo de históricos

En la pelea co-estelar, Carlos Condit y Matt Brown por fin se vieron las caras. Ambos llevaban años esperando por su enfrentamiento, el que finalmente tuvo cita en la Isla de Peleas de Abu Dhabi. Y fue triunfo para The Natural Born Killer, que se impuso en las tarjetas.

En un combate muy cerrado, The Inmortal intentó dar pelea de pie, pero al verse superado por la constante presión de su rival, intentó ganar puntos en el piso. Y si bien en el primer asalto la estrategia funcionó, nada se pudo hacer contra el ex retador al título de Peso Welter.

En los dos rounds siguientes, Condit supo controlar la pelea y, generando el mayor castigo, logró llevarse la victoria por decisión unánime de 30-27. Sin embargo, el sabor de ambos era de algo mucho más parejo y cercano a un 29-28.