Este miércoles la gimnasta norteamericana, Simone Biles, declaró ante un comité del Senado de Estados Unidos por el juicio de Larry Nassar, médico del equipo de gimnasia, acusado de abusar de ella y otros menores de edad.

”No quiero que ningún otro joven atleta olímpico o ningún otro individuo sufra el horror que yo y que otros cientos han soportado y continúan soportando hasta hoy”, dijo la atleta que estuvo presente en Tokio 2020.

Luego, denunció: "Para ser clara, culpo a Larry Nassar pero también a todo el sistema que permitio y perpetró el abuso. USA Gymnastics, el Comité Olímpico y Paralímpico de Estados Unidos sabían que yo estaba siendo abusada por su médico del equipo”.

También cuestionó al FBI: “Después de contar mi historia completa de abuso al FBI en el verano de 2015, el FBI no solo no reportó mi abuso, sino que cuando finalmente documentaron mi reporte 17 meses después, hicieron afirmaciones completamente falsas sobre lo que dije”.

Las gimnastas McKayla Maroney, Maggie Nichols y Aly Raisman, también fueron convocadas. Esta última señaló: “Fue como servir a niños inocentes ante un pedófilo en bandeja de plata”. 

Finalmente, Chris Way, director del FBI, quien fue interrogado por el accionar de los agentes, afirmó: “Lo siento profunda y profundamente por todos y cada uno de ustedes. Lo siento por lo que ustedes y sus familias han pasado. Lo siento, que tantas personas diferentes, los decepcionen una y otra vez. Es algo totalmente inaceptable. Y lamento especialmente que hubo personas en el FBI que tuvieron su propia oportunidad de detener a este monstruo en 2015 y fracasaron”.

Larry Nassar fue sentenciado a una cadena perpetua en Michigan en 2018 por abusar sexualmente de una docena de gimnastas jóvenes, pero se cree que otras 350 mujeres fueron abusadas.