Wojciech Szczęsny ha sido, probablemente, el mejor jugador de Polonia al cabo de la fase de grupos en el Mundial de Qatar 2022. El portero de la Juventus fue clave en el triunfo ante Arabia Saudita, partido en el que dejó una tapada doble sencillamente espectacular que quedará en muchos recuerdos imborrables de este deporte. 

Y en la derrota de los polacos frente a Argentina, el ex meta del Arsenal de Inglaterra apareció nuevamente en su máxima dimensión, aunque fue para corregir una falta que él mismo cometió. Eso sí, el juez del partido, el neerlandés Danny Makelie, necesitó de la revisión en el VAR antes de sancionar la pena máxima.

En ese momento, se produjo un diálogo entre el golero de los europeos y Lionel Messi. Así al menos lo contó Szczęsny, quien desclasificó la conversación que tuvo con el crack del Paris Saint-Germain en plena área del estadio 974, reducto que albergó un duelo que comenzó a definirse con "un pantuflazo hermoso" de Alexis Mac Allister

"Le aposté 100 euros a Messi a que el árbitro no iba a dar penal así que perdí una apuesta con él. Hay una diferencia grande entre un golpe y un toque, la decisión me sorprendió", confesó el "1" de 32 años, quien también militó en el Brentford de Inglaterra y la AS Roma de Italia en su carrera. "No sé si está permitido, tal vez me sancionen", añadió el espigado guardameta nacido en Varsovia, la capital de Polonia, que de todas maneras clasificó a la ronda de 16 mejores equipos del certamen. 

Ah, Szczęsny contó otra cosa con el capitán de la Albiceleste. "No le pagaré, ya tiene bastante dinero. Que no haya convertido el penal fue justo", apuntó entre risas la gran figura que ha tenido el combinado nacional que tiene como capitán al temible goleador Robert Lewandowski, autor de sólo una conquista en Mundiales, la que le anotó a los saudíes en la segunda jornada de la zona. 

 

 

 

Por cierto, el meta hizo otra salvada espectacular a Lionel Messi, quien sacó un zurdazo muy potente, aunque no tan bien ubicado, que desvió con la mano derecha muy firme para bloquear la bola y despejar el peligro. Fue la segunda pena máxima que ataja en la Copa del Mundo y ya mira de reojo al próximo desafío: la poderosa Francia, que sueña con revalidar el título obtenido en Rusia 2018. 

Descarga la app de RedGol y sigue toda la información del Mundial Qatar 2022 al instante en https://bit.ly/RG-app22