La jornada de domingo en la Eurocopa 2020 tuvo una de las revanchas más esperadas del fútbol en los últimos años. Inglaterra consiguió su esperada venganza ante Croacia venciéndolo por 1-0 y consiguiendo el primer triunfo en el torneo.

El equipo inglés pudo vengar lo ocurrido en la semifinal del Mundial de Rusia 2018 en un partido apretado, duro y que se definió en una de las pocas llegadas claras. Todo en los pies de Raheem Sterling, que no perdonó frente a la portería.

Dominio inglés

Ya en la previa se adelanta un choque más que interesante con dos equipos que han sabido dar que hablar en los últimos años en Europa. Y así fue, con los dos elencos generando peligro en las áreas rivales, pero siendo Inglaterra el que más propuso.

Los dirigidos por Gareth Southgate demostraron por qué son considerado uno de los candidatos a quedarse con el título, a costa de un juego de vértigo y presión. Eso sí, sin conseguir los resultados en la primera mitad ante el muro planteado por los croatas.

Phil Foden fue uno de los que más insistió en la primera mitad junto a Harry Kane, pero ninguno de los dos pudo poner los abrazos. Así, el partido se fue empatado sin goles al complemento.

Sterling y la esperada revancha

Con el estudio ya listo, Inglaterra comenzó a tomar los hilos del partido y así dominar por completo las acciones ante una Croacia que apeló más al contragolpe que a otra cosa, dejando en el pasado la imagen mostrada en Rusia 2018.

Y fue en el minuto 57' que obtuvieron su premio, cuando una de las figuras del Leeds United de Marcelo Bielsa dijo presente. Kalvin Phillips metió un pase milimétrico para Raheem Sterling, que punteó el balón y batió con lo justo a Livakovic para el 1-0 en Wembley.

De ahí en más el trámite fue todo para los blancos, que le entregó espacio a Croacia para intentar hacer daño con sorpresa. Pero el cuadro de Luka Modric no tenía formas de entrar con peligro, resignado así la derrota.

Inglaterra se toma revancha de lo ocurrido en el último mundial y escala al primer lugar del Grupo D de la Eurocopa 2020. Eso sí, ahora debe esperar por lo que pase entre República Checa con Escocia para saber si el saldo es positivo en la primera fecha.