El mal presente de Santiago Wanderers que los tiene prácticamente condenados al descenso y un milagro los salvaría de perder la categoría, tiene a los hinchas y exjugadores furiosos por la horrible campaña donde tras 11 fechas, no conocen de victorias, apenas suman un punto y llevan 10 derrotas.

El magro presente del club porteño hizo enfurecer a quien fuera uno de los ídolos del equipo, Cristián Pistola Flores, quien le hizo honor a su apodo y descargó un cartucho de balas contra el arquero y capitán, Mauricio Viana. 

El Pistola no se guardó nada en el programa Control Dirigido y reprochó la mala actitud de Viana contra sus compañeros en especial, con los juveniles del equipo Caturro, quienes han tenido que llevar el peso de la campaña ante el presupuesto austero que dispuso la dirigencia a principio de año.

“Me sirve un arquero que ayuda a los cabros, no que los c*ga. Un arquero de experiencia, que ayuda a los cabros, que los tire para arriba, ‘vamos, vamos, a la otra’, pero no sacarles las madre y tratarlos de HDP. Eso necesitamos, sacar el cáncer”, comenzó disparando Flores.

Las críticas no cesaron y agregó que “me tiene harto el arquerito que tiene Wanderers. Trata muy mal a los cabros chicos. ¿Qué cabro va a querer jugar si el otro te está echando chuchadas, te está p*teando? Mala clase”. 

Flores simplemente no se guardó nada y prosiguió con su discurso e indicó que Viana es el cáncer del equipo. 

“Lo digo públicamente, todos hablan lo mismo y no se atreven a decirle a los dirigentes: el cáncer de Wanderers es Viana. Estábamos un día viendo un partido y todos decían ‘si Viana gana partidos’ y yo decía que no ha ganado nada. Viene un penal en el minuto 45 del segundo tiempo y le hacen el gol. Yo dije ‘tienen razón, gana partidos: para los otros hue’ones’. La mano viene mal, viene mala la cosecha. Sembraron mal, entonces la cosecha viene mal”, finalizó un ofuscado Pistola Flores.