Este lunes, Matías Assler compartió contento fotos de la que fue su más reciente jornada jugando polo por medio de su cuenta en Instagram, algo que le generó una ola de críticas animalistas. Pero ahora quiso zafar de la polémica defendiéndose y compartiendo una fábula sobre un burro, un tigre y un león.

La molestia de Assler se notó sobre todo cuando salió furioso a contestar algunos comentarios, emitiendo delicadas declaraciones, de las que después se arrepintió.

Una usuaria identificada como @fer.plants criticó a Assler que "no es deporte jugar arriba de seres sintieses, tú crees que esos caballos le divierte? Ustedes con la Juana hablan de el medioambiental y de una forma y otra abusan de los animales".

Matías enganchó y terminó respondiendo furioso a la mujer, entrando a terreno delicado al resaltar que "mis caballos entran feliz a la cancha y probablemente los cuido más que tú a tus hijos".

Los cuestionamientos fueron tantos que el actor finalmente optó por vetar los comentarios en la publicación y de paso invisibilidad los que ya le habían llegado.

Entonces, por medio de sus historias sacó a relucir una fábula que había sido compartida recientemente por el ex marine, francotirador y practicante de artes marciales mixtas estadounidense, Tim Kennedy, en su Instagram.

"Pase a leer por acá", invitó Assler, apenas minutos después de deshabilitar los comentarios en la publicación que lo mostraba jugando polo.

En el relato, un burro y un tigre debaten sobre el color del pasto. Mientras el burro sostiene que la vegetación es azul, el tigre le corrige indicando que es verde.

El asunto es que no logran dar punto final a la discusión, por lo que deciden presentar la disyuntiva ante un león para que zanje el asunto. En ese momento, el rey de la selva le da la razón al burro y decide castigar al tigre.

Matías Assler: La moraleja de la fábula compartida por el actor ante las críticas

Mientras el burro se va feliz por su aparente triunfo, el tigre decide aceptar su castigo, pero no sin antes preguntarle al león por qué recibiría la represalia si el pasto de hecho es verde.

Así, en el relato compartido por Assler y Kennedy, el león responde: "Eso no tienen nada que ver con la pregunta sobre si el pasto es azul o verde. El castigo se debe a que no es posible que una criatura valiente e inteligente como tú pierda el tiempo discutiendo con un burro, y sobre eso venir a molestarme a mí con esa pregunta".

La moraleja de la historia, de acuerdo con la publicación del luchador, es que "la peor pérdida de tiempo es discutir con el tonto y fanático que no le importa la verdad o la realidad, sino que sólo la victoria de sus creencias e ilusiones".

"Nunca pierdas el tiempo en discusiones que no tienen sentido... Hay personas que a pesar de toda la evidencia presentada ante ellos, no tienen la habilidad de entender y otras que están cegadas por el ego, el odio y el resentimiento, y lo único que quieren es estar en lo correcto incluso si están equivocados".

"Cuando la ignorancia grita, la inteligencia se calla. Tu paz y tranquilidad valen más y tu tiempo aquí es tu bien más preciado", concluye el texto.