Una compleja situación se acaba de vivir a las afueras de un local de votación en Providencia, que involucra al vocero del comando presidencial de Marco Enríquez-Ominami y al equipo periodístico de CQC.

El incidente se produjo cuando un camarógrafo del programa golpeó con su cámara al integrante del comando presidencial del candidato del Partido Progresista. “Estamos en un día de la democracia, estamos en un día donde la violencia es totalmente inaceptable y el señor camarógrafo de CQC me pegó con el cacho de la cámara”, acusó el vocero.

La agresión fue inmediatamente condenada por periodistas de canales de televisión y usuarios de redes sociales. Sin embargo, con el pasar de los minutos comenzaron a surgir nuevas versiones qué explicarían el actuar del camarógrafo.

Simone Mardones, la periodista que estaba reporteando para CQC, acusó haber recibido golpes por parte del comando de MEO. “Estoy tratando de hacer mi trabajo, somos periodistas que quizás hacemos un periodismo distinto, pero no nos dejan entrevistar. Me empujan, me pegan, me han pegado, me rasguñaron, me amenazaron, me dijeron ‘no lo sigas haciendo’, me pegaron por abajo”, aseguró.

Los hechos habrían ocurrido cuando el equipo de CQC intentaba entrevistar a Marco Enríquez-Ominami. “Nosotros estamos limitando la distancia, estamos en pandemia. Yo estaba cubriendo las espaldas del candidato y me pegó con el cacho de la cámara en la cabeza. Fue totalmente directo, me dijo ‘no me dejas acercar y te voy a pegar’, y me pegó con el cacho de la cámara”, indicó el vocero.

Pero Mardones tiene una versión diferente. “Le dijimos a Marco Enríquez-Ominami que no nos estaban dejando entrevistar (…) a Pepe Grillo -quien es nuestro camarógrafo- le pegaron por abajo también (…)  La gente de Marco Enríquez-Ominami decía ‘les vamos a pegar si siguen ahí, entonces, salgan’”, denunció.

Por su parte, el productor periodístico de CQC,Sebastián Eyzaguirre, explicó que la reacción del camarógrafo contra el vocero del comando “fue una defensa”. “Evidentemente que puede ser no lo más correcto, pero hay que estar en una situación así, con una barra brava que viene detrás, cuando nosotros simplemente venimos a hacer preguntas”, añadió.

De momento, el camarógrafo de CQC se encuentra detenido por Carabineros y la periodista Simone Mardones está constando lesiones.