La Selección Chilena tiene la mente puesta en Argentina, rival al que enfrentará este jueves en Calama con la idea de sumar para acercarse al Mundial de Qatar 2022. Claro que de reojo están pendientes de Bolivia, a quien deben visitar el próximo martes en La Paz.

Y Martín Lasarte no solamente deberá preocuparse de los jugadores altiplánicos ni de las tácticas para poder ganar ese encuentro, pues la cancha del estadio Hernando Siles también será un dolor de cabeza para la escuadra nacional.

Así lo reveló Carlos Lampe, el ex arquero de Huachipato y Boca Juniors, quien se sorprendió con el estado del campo de juego que se encontró al arribar a la capital boliviana.

"Estoy contento de estar acá, pero la cancha está hecha un desastre”, señaló el actual portero de Vélez Sarsfield luego de la práctica del lunes, dejando en claro el malestar que hay entre los jugadores.

El administrador del estadio, Israel Alá, contó que "no estaba previsto ningún entrenamiento, pero por las urgencias de la FBF de no encontrar cancha, tuvimos que ultimar el trabajo para que la selección pueda entrenar acá. Los encargados estaban notificados que el campo de juego estaba así".

De todas maneras, garantizó que la cancha esté lista para el partido frente a Chile del 1 de febrero, siempre y cuando los trabajos puedan desarrollarse con normalidad y limitando el campo a solo dos entrenamientos más hasta el día del partido.

Por lo mismo, la idea es que la selección boliviana busque un nuevo escenario para llevar a cabo sus sesiones de trabajo después del último que tendrán hoy en el Siles.