El que pretendía ser uno de los fines de semana más importantes de la WWE con la realización de Royal Rumble 2024 y el reciente acuerdo de la marca de lucha libre con Netflix, terminó en una verdadera pesadilla tras la denuncia realizada por Wall Street Journal, medio que destapó una reciente demanda contra Vince McMahon, exdirector ejecutivo de la WWE, por delitos que van desde acoso, abuso y hasta tráfico sexual.

Escándalo en WWE por grave denuncia contra Vince McMahon a horas de Royal Rumble

De acuerdo a la información entregada por el periódico de Nueva York, Janel Grant, quien se desempeñaba como trabajadora en la sede central de WWE, denunció el pasado jueves ante el Tribunal de Distrito de Connecticut en EE.UU. a Vince McMahon por acciones realizadas cuando este aún era director ejecutivo de la empresa.

El medio además agrega que, tras los hechos cometidos, el exdueño de la empresa de lucha libre trató de convencerla para su silencio, prometiéndole ascensos en la compañía y en materia salarial.

La denuncia menciona a otro ejecutivo, se trata de John Laurinaitis, exjefe de talentos de la empresa, a quien se acusa de encerrarse en una oficina junto con la propia Janel Grant y Vince, forzándola a tener relaciones sexuales sobre una mesa de masajes el año 2021.

Tras esto, el asistente personal del exCEO de WWE hizo entrega a Grant de tarjetas de regalo avaluadas en 15 mil dólares.

Ann Callis, abogada de la víctima declaró que “La demanda de hoy busca responsabilizar a dos ejecutivos de WWE que agredieron sexualmente y traficaron con la demandante Janel Grant, así como a la organización que facilitó o hizo la vista gorda ante el abuso y luego lo escondió bajo la alfombra“.

La propia abogada agrega que McMahon compartió fotos de la demandante desnuda y vídeos explícitos con otros empleados sin consentimiento, para posteriormente ordenarle a la víctima que mantuviera relaciones sexuales con ejecutivos y luchadores de la empresa.

Según lo señalado por el mismo medio, la ahora demandante había aceptado un acuerdo por US$3 millones de dólares a cambio de confidencialidad en 2022 con el argumento de que el Vince McMahon la “protegería” financiera y reputacionalmente, situación que ahora buscan anular, ya que, tras el pago de la primera cuota de un millón de dólares, dejó de recibir dinero debido a que el propio acusado señaló a la víctima de haber filtrado información a la prensa.

Recordemos que el pasado 10 de enero del 2024 Vince McMahon fue elegido presidente de la Junta Directiva de la WWE, cargo al que volvía tras la venta de WWE a Endeavor Inc, empresa dueña de UFC que creó el grupo “TKO Group Holdings”.

Compañía que no quedó ajena y que según replica Variety, un portavoz señaló que “El señor McMahon no controla TKO ni supervisa las operaciones diarias de WWE. Si bien este asunto es anterior al mandato de nuestro equipo ejecutivo de TKO en la empresa, tomamos muy en serio las horribles acusaciones de la Sra. Grant y estamos abordando este asunto internamente”.

Recordemos que el próximo evento de la WWE se llevará a cabo este sábado 27 de enero y se trata de uno de los más grandes de la empresa, Royal Rumble 2024.