arrow_downward
Cañizares jugando por Valencia
Redes sociales

Santiago Cañizares se va de lengua y habla más de la cuenta sobre los secretos de los arqueros

El ex portero español, ahora Youtuber, contó los "pecados" que cometía en su etapa de jugador profesional.

escrito por
Carlos Silva Rojas

Cañizares jugando por Valencia

Cañizares jugando por Valencia (Foto: Getty)

Uno de los arqueros más destacados en la historia del fútbol español es Santiago Cañizares, quien se hizo conocido por sus actuaciones en Real Madrid, pero sobre todo en Valencia, donde es uno de los ídolos de la institución.

El portero también jugó en la selección española, pero ya está retirado y ahora se dedica a ser Youtuber, porque en la plataforma publica videos donde habla de su carrera y de sus secretos.

Santi en una de sus últimas publicaciones se fue de lengua, porque contó los "pecados" que hacía en el campo de juego, como perder tiempo y también la forma en que perjudicaba a los pateadores de penales contrarios.

"Una de ellas era la clásica pérdida de tiempo. Cuando íbamos ganando, si me llegaba el balón, yo tenía que tratar de que se jugara el menor tiempo posible. Salía un balón por el balón derecho y lo que hacía era no recoger ese balón y me daba la vuelta a la portería fingiendo que me quería perfilar mejor por el otro lado para sacar, y buscaba una pelota por el otro lado con un recogepelotas... Luego, el recogepelotas tiraba el primer balón al campo y nos encontrábamos con dos balones en el campo. Y así el juego se retrasaba un pelín", contó acerca de cómo demoraba para ganar segundos.

Cañizares
Cañizares jugando por España - Getty

"Cuando ya me habían sacado una amarilla, lo que hacía era ir a hablar con el árbitro. Era raro que te sacara otra. Me acercaba y le decía: 'Pero hombre, árbitro, es que ha pasado esto, lo otro...' y así perdía un poco de tiempo", agregó acerca de lo mismo.

Mientras que para complicar a los rivales a la hora de un tiro desde los 12 pasos dijo que "todo el mundo va a protestar en un penalti y ese parón del juego yo me acercaba al punto de penalti a pisarlo, a aplastar el césped y que no lo tuviera cómodo el lanzador. Es un truco viejo que aprendí de otra gente y que es merecedor de amarilla. Hay que tratar de hacerlo cuando no te vea el árbitro".

Temas

Comentarios


Lee También