Una insospechada situación afectó a Colo Colo en las últimas horas, luego de que Unión La Calera decidiera no inscribir a Octavo Rivero para la segunda rueda del Campeonato Nacional, frenando a los albos en su intento por pedir puntos por secretaría.

El otrora atacante del Cacique se cortó los ligamentos cruzados y estará varios meses afuera de las canchas, por lo que el cuadro Cementero determinó no inscribirlo en sus registros para el segundo semestre.

De esta manera ULC deja en jaque a los de Gustavo Quinteros en su intento por solicitar el triunfo del partido que terminó 1-1, basándose en el artículo 14 de las bases del Campeonato Nacional que hace referencia a los extranjeros.

Para hacer memoria, el pasado 15 de agosto Colo Colo y La Calera se enfrentaron por el torneo local, repartiendo puntos y terminando el encuentro en empate por la cuenta mínima con tantos de Pedro Sánchez y Víctor Gonzalez en arco propio.

Tras el encuentro, el Cacique se percató de que su rival tenía seis extranjeros mayores de 21 años en sus registros: Alexis Martín Arias, Santiago García, Octavio Rivero, Gonzalo Castellani, Matías Laba y Sacha Sáez.

Los Cementeros se apresuraron a aclarar que Castellani fue sacado de la lista dos días antes del partido debido a una lesión, sin embargo, el movimiento dejó dudas respecto de lo que piden las bases del Campeonato.

De esta manera Colo Colo se ilusionó con pedir la revisión de antecedentes para eventualmente quedarse con los puntos y el triunfo por 3-0 en caso de encontrar que hubo errores en el procedimiento.

Lamentablemente para los albos aquella petición se ve ahora casi imposible, dado que en periodo de fichajes los equipos tienen permitido ir variando la lista de inscritos a placer.

Se espera que en las próximas horas la ANFP o Colo Colo puedan dar más luces en torno a esta situación, que sin duda alguna abre un peligroso precedente a futuro en el Campeonato Nacional.