Las denuncias contra Melipilla por sus irregularidades administrativas, que a la postre le costaron el descenso a los Potros, llevaron a la dirigencia del cuadro capitalino a reaccionar de la misma manera. Por lo mismo, presentaron ante la ANFP una denuncia contra Universidad de Chile.

Acusaban a los azules en el mismo sentido, señalando que el contrato con Ramón Arias no estaba regularizado, por lo que pedían una sanción similar a la que le afectó al elenco melipillano

Sin embargo, los antecedentes que se presentaron ante el Tribunal de la ANFP no fueron lo suficientemente claras para poder castigar a la U. "La Primera Sala del Tribunal de Disciplina resolvió, por unanimidad, rechazar ambas denuncias", señala el fallo que deja a los azules libres de polvo y paja.

Por lo mismo, en Universidad de Chile pueden respirar aliviados, pues se mantendrán en Primera División, lo que se ganaron en cancha luego del sufrido triunfo ante La Calera en el cierre del Campeonato Nacional.

De todas formas, el fallo es apelable a la Segunda Sala del Tribunal. Aunque lo contundente de la resolución tomada en primera instancia hace prever que es muy complejo que se pueda revertir la situación para darle cabida a la denuncia de Melipilla.

De esta manera, empieza a cerrarse un capítulo bastante desagradable en el fútbol chileno, donde el fútbol se jugó más en los escritorios de las oficinas de Quilín que en la cancha.