El encuentro por la sexta fecha del Campeonato Nacional entre Universidad de Chile y Unión Española se estaba transformando en un nuevo dolor de cabeza para el fútbol chileno, una vez que los azules pidieron ante la ANFP la suspensión del partido por no contar con un estadio disponible para su desarrollo.  

Si bien la petición tenía la completa aprobación de Unión Española, desde la ANFP confirman que rechazaron la solicitud ratificando que el encuentro se disputará el domingo, mientras que en las próximas horas se confirmará el estadio que albergará el choque de azules e hispanos.

Esto, también porque ocho equipos habían reclamado ante la ANFP por la suspensión del partido, alegando que habían sanciones del Tribunal de Disciplina para los equipos que no cumplen con el proceso de tener un reducto para ejercer su localía.

Los azules habían optado, en primera instancia, por ir al estadio Sausalito de Viña del Mar, solicitud que les fue rechazada el último fin de semana.

Luego trasladaron todo al CAP de Talcahuano, donde el duelo alcanzó a ser programado por parte de la ANFP en el estadio de Huachipato, aunque luego recibieron la negativa para disputar el encuentro en esa ciudad.

 

Otros reductos fueron consultados, pero también no contaron con la aprobación para que Universidad de Chile pueda ejercer su localía, justo en el partido donde puede volver a contar con sus hinchas, luego de la sanción de cuatro encuentros a puertas cerradas.

 

Tras la determinación de la ANFP, se espera que en horas de la tarde la dirigencia de Azul Azul pueda confirmar el reducto que albergará el partido.