La modelo Luciana Salazar se alejó de la política y ahora ha vuelto a abrazar derechamente la polémica farandulera, después de recibir cientos de críticas por teñirle el pelo a su hija Matilda, quien tiene apenas 4 años.

La controversia venía tomando vuelo desde el sábado pasado, cuando el cuestionamiento de un tuitero en contra de la ex reina del Festival de Viña del Mar se vitalizó al critica el "trabajo" que le hicieron a la menor.

"Lulipop debería dejar de teñirle el pelo a la criatura. Lo tiene más quemado que Vicky Xipolitakis cuando se quedó pelada, mi vida", escribió @waloxxxxx.

En el mismo mensaje, sumó cuatro imágenes donde se puede ver a la niña. La apreciación no tardó en viralizarse y detonar cientos de críticas en contra de Luciana.

Mientras que la referencia que hace el tuitero tiene querer con un suceso que vivió Xipolitakis en 2014, cuando perdió su peluca en medio de la coreografía de ShowMatch.

¿Cuál fue la furiosa respuesta de Luciana Salazar?

"La gente que no es feliz rompe mucho las (y dos emojis de pelotas de fútbol)", fue lo que escribió en la primera de las múltiples historias que compartió Salazar en su perfil de Instagram.

Eso, para luego añadir que "hoy me dijeron que detrás de un hater que no tiene identidad, hay alguien que te quiere dañar (aunque en este caso no lo logre)".

"Hay una sola persona que busca dañarme constantemente. No quisiera pensar que esta persona tiene algo que ver con esto", continuó.

Además, insistió: "siento que se busca tapar en la prensa con esto ciertos comentarios que hice en estos días. Una noticia tapa otra. Por suerte contraté a los mejores abogados, especialistas en estos temas".

"Vamos a ir a fondo con esto hasta averiguar quién se esconde detrás de toda esta artimaña para desprestigiarme. Y lo peor, metiéndose con una menor, utilizando cuentas 'trolls' para lograr su objetivo", concluyó.