Ante la polémica y el bombardeo de miles de comentarios de chilenos en Instagram en donde piden la devolución del moai, el Museo Británico respondió y explicó porqué no pueden devolverlo.

¿Qué dijo el Museo Británico?

El Museo Británico se refirió a por qué cerró los comentarios de sus redes sociales, y apuntó a un cuidado para menores de edad. “Damos la bienvenida al debate, pero este debe equilibrarse con la necesidad de tener en cuenta las consideraciones de protección, especialmente en lo que respecta a los jóvenes”, señalaron.

Además, afirmaron que no pueden devolver el moai a Chile debido a una ley que lo prohíbe. Eso “está sujeto a legislación de 1963 que le impide, por ley, retirar objetos de la colección“, aclararon.

¿Cómo el moai chileno llegó al Museo Británico?

El moai se llama Hakananai’a, y junto con otro denominado como Hava, están en posesión inglesa desde 1868. Todo comenzó cuando el comodoro Richard Powell llegó a la isla de Rapa Nui y tomó sin permiso la pieza, y la transportó y regaló a la reina Victoria, quien la entregó al Museo Británico.

El famoso moai estaba en una vivienda ceremonial, en la que le daba la espalda al mar y miraba el cráter del volcán Rano Kau, donde en épocas ancestrales los habitantes de la isla nadaban hasta un islote cercano en busca de huevos del pájaro manutara.

Gobiernos pasados en Chile han intentado obtener el moai de vuelta a nuestro país, pero el Museo Británico se negó varias veces y alegó que no lo hacía porque no había un plan de conservación para los moai.