Este martes la Oficina de las Naciones Unidad para los Derechos Humanos pidió que se investiguen las "graves acusaciones de asalto sexual" emitidas por la tenista Peng Shuai en contra del ex vicepresidente chino Zhang Gaoli.

En una rueda de prensa la portavoz de esa oficina de Naciones Unidas, Marta Hurtado, señaló: "Lo más importante es que las autoridades chinas garanticen una investigación transparente".

Luego, afirmó: "Deben respetarse completamente la libertad de movimiento y expresión de la tenista".

Así, la ONU se manifiesta dos días después de que la tenista apareciera por primera vez en una videollamada supuestamente desde Beijing con el presidente del Comité Olímpico Internacional, Thomas Bach.

En ese sentido, Hurtado prefirió no comentar si esta esta llamada era prueba suficiente para demostrar que la tenista está a salvo.

Recordar que Shuai Peng, ganadora de Roland Garros en dobles, publicó una carta el 2 de novimebre en sus redes sociales en la que acusaba al ex vicepresidente chino de abusarla sexualmente. Su publicación fue borrada y la tenista estuvo desaparecida hasta el fin de semana pasado. 

La WTA ha hecho pública su preocupación y mantiene sus dudas incluso después de aquella videollamada. "Fue bueno ver a Shuai Peng en videos recientes, pero no alivian la preocupación de la WTA sobre su bienestar y capacidad para comunicarse sin censura o coerción. Este video [el de su conversación con Thomas Bach] no cambia nuestra petición de una investigación completa, justa y transparente, sin censura, sobre su denuncia de agresión sexual, que es el tema que generó nuestra preocupación inicial", señaló la entidad.