Hugo Balladares era el entrenador de la selección chilena Sub 17 cuando le llegó la opción de dirigir por primera vez en Primera División, a fines de 2020. No era un desafío sencillo: el equipo interesado era Universidad de Concepción, que tendría que pelear hasta el último minuto por evitar el descenso.

"Llegamos a un equipo bien bajo anímicamente, que estaba tirando la toalla. Tuvimos mucho trabajo en levantar a los jugadores y motivarlos. Lo tomamos a falta de diez u once fechas, empezó a andar bien, comenzó a crecer en solidez de juego y en un momento estuvimos cerca de Copa Sudamericana", recuerda el estratega, en diálogo exclusivo con RedGol.

"Obviamente cuando se da esta oportunidad, nosotros con mi equipo de trabajo lo sabíamos. Todas las planillas excel y todos los datos aseguraban que teníamos que jugar el partido final, el partido de promoción. Lo que no se sabía era con quien", asume el estratega.

De eso se cumple hoy un año, con un pequeño gran detalle. El rival del Campanil terminó siendo Colo Colo, el único equipo del fútbol chileno que jugó siempre en la serie de honor y nunca descendió. Un desafío a la historia, una prueba de extrema dificultad para los penquistas, que no estaba ni en los sueños.

"Para nosotros fijarnos en Colo Colo fue algo que desde el primer momento nos cambió los planes. Que el rival fuera Colo Colo fue algo de último momento, como se estaba dando la última fecha. Hasta el último segundo, hasta el penal de Tomás Alarcón, jugábamos con otro equipo", explica Balladares, en alusión al empate entre O'Higgins y el Cacique.

"Y de verdad teníamos estudiados a todos los equipos y si bien a Colo Colo uno lo sigue por lo que significa, en profundidad no lo teníamos tan cubierto. Esos son detalles, porque uno sabe lo que provoca Colo Colo", asume el estratega de 48 años, que empezó su carrera precisamente en las divisiones inferiores del conjunto popular.

"Es lo más importante que he vivido como entrenador"
 

Hugo Balladares estuvo en Universidad de Concepción hasta septiembre de 2021, cuando fue cesado en medio de una racha de malos resultados en Primera B. Es que no fue sencillo poner el barco a flote después de una definición tan crítica.

"Fue un momento histórico y eso uno lo ve con el tiempo. Si bien Colo Colo no iba a bajar sólo por ese partido, ese momento histórico tuvo un peso, los jugadores lo sabían y jugamos contra eso. No fue un lindo partido, fue apretado, trabado, con pocas opciones de gol en ambos lado y obviamente era punto de inflexión en la historia del fútbol chileno, que Colo Colo estuviera con la opción de descender", resume el entrenador.

"Que fuera con Colo Colo el rival, provocó algo distinto durante esos días. Y fue muy bueno: una motivación mayor, mucha confianza, les dimos descanso a algunos jugadores para llegar con las pilas puestas. Pero el partido fue de dos equipos apretados, salió un gol tempranero que apretó más a los jugadores, No quedarnos en la división y no cumplir el objetivo fue muy amargo para nosotros", lamenta el ex técnico del Campanil.

Universidad de Concepción se convirtió en epicentro de la atención del fútbol chileno. "Fue una semana distinta. Al ser Colo Colo un equipo más mediático, hubo más gente, tuvimos problemas en la llegada de los entrenamientos", reconoce.

- ¿Hubo apriete al plantel?

"Sí, pero son cosas que llegaron ahí no más, que se manejaron a nivel de redes sociales, alguna provocación que podía desenfocarte. Donde más tuvimos problemas fue en el hotel en Talca. Había mucha gente y yo me responsabilizo porque debimos estar en un lugar en el que hubiéramos controlado más el acceso de la personas. Era algo que en ese momento no hice, lo otro no pasó más allá".

Hoy Balladares mira hacia atrás con resignación. "¿Fue lo más importante que viví en mi carrera? Para mí, sí. Cada partido revierte una historia distinta y todos tienen un sentido, independiente del momento. Pero jugarnos el descenso ante Colo Colo, con la posibilidad de mantenernos es lo más importante que he vivido en mi trayectoria como entrenador", completa.