Copa de Viña del Mar, un torneo amistoso que reúne a Everton, Independiente del Valle y Colo Colo en una especie de triangular en el que cada partido pretende ser una enseñanza para lo que será la temporada 2024.

Pero no todo es tan armónico como parece. Al menos cuando hay algunos que viven el partido con especial intensidad. Es el caso de Matías Fernández, ex jugador de Santiago Wanderers y hoy en Independiente del Valle, que tuvo un especial duelo en el partido del Matagigantes con Everton.

El partido terminó 2-1 a favor del elenco visitante. En el Sausalito de Viña del Mar, sin embargo, se desarrolló un duelo que, en lo fáctico, parecía lejos de ser un simple amistoso. Los empujones y entredichos fueron repetitivos y, a diferencia de otros encuentros de esta índole, terminó con un expulsado.

Un porteño en el Sausalito

Nacido en el puerto de Valparaíso y habiendo hecho todas las divisiones inferiores en Santiago Wanderers, es lógico que Matías Fernández se sienta un caturro de tomo y lomo. Es por eso que enfrentar a Everton no era cuaqluier cosa.

Dos veces, al menos, se armó la grande entre el chileno de Independiente del Valle y los jugadores de Everton. Los entredichos y los empujones grupales los empezó, precisamente, el que estaba viviendo el duelo desde otro prisma.

Primero, fue al minuto quince, cuando Matías Fernández se pecheó con Emiliano Ramos. Luego, cuando el partido llegaba a su fin y Everton intentaba empatar, el chileno se hizo expulsar por segunda cartulina.

En la jugada previa a la expulsión, Matías Fernández intentó pasar en velocidad a dos jugadores, pero Joan Cruz le puso un pequeño pisotón desde atrás, que lo sacó de las casillas y por el cual encaró al ex Colo Colo. En eso se metió Felipe Villagrán, recientemente llegado al club, y se encaró fuertemente. No tardaron en llegar los compañeros de cada lado y se armó el tumulto, que terminó en la expulsión del lateral chileno.

Sin dudas un partido especial para el ex wanderino, que defendió por seis temporadas al elenco de la Quinta Región, llegando, incluso, a jugar en Primera B. Un caturro no puede vivir un Clásico ante Everton sin esa intensidad.

¡Sigue el grupo de WhatsApp de Redgol y encuéntranos también en Google News!