Cristian Garin tuvo un gran debut en Roland Garros, porque venció a Philipp Kohlschreiber y se metió en la segunda ronda del último Grand Slam de la temporada.

El chileno jugó a gran nivel, aunque perdió un set, porque se impuso en cuatro mangas al tenista alemán y ya tiene rival para la segunda fase.

El Tanque se verá las caras con una de las grandes sorpresas del torneo galo, porque se medirá ante el "perdedor afortunado" Marc Polmans (122º).

El australiano perdió en la última ronda de las clasificaciones ante el británico Liam Broady, pero por una baja se metió en el cuadro, y este martes dio el golpe al vencer al francés Ugo Humbert (38º) por 6-2, 6-2, 3-6 y 6-3.

 

El oceánico es especialista en canchas de cemento, pero tuvo un buen cometido en la primera fase de Roland Garros, y este jueves en horario por confirmar será rival de Cristian Garin.