El Halftime del Super Bowl se iluminó con la energía y el talento inigualables de Usher, quien ofreció una gran actuación durante uno de los eventos deportivos más esperado del año.

Su presentación, llena de ritmo, creatividad y sus inolvidables éxitos, dejó a la audiencia emocionada y consolidó su posición como una de las artistas más destacados de la música.

Desde el momento en que Usher pisó el escenario, su carisma envolvió al público. El halftime comenzó con los clásicos como “Caught up”, “U Don’t Have To Call”, “Superstar”, acompañado de una impecable coreografía.

Revisa el inicio del halftime de Usher a continuación

Sin embargo, una de las grandes sorpresas de la noche fue cuando Alicia Keys apareció en el escenario tocando el piano tocando los primeros acordes de My Boo, los cuales fueron identificados inmediatamente por el público que empezó a corear el éxito de 2004.

Seguido de eso, continuó con la celebración de su álbum Confessions, que cumple 20 años desde su lanzamiento. Con los aplausos de los asistentes, el artista comenzó a cantar el hit que lleva el mismo nombre del disco, seguido de U Got it Bad, Bad Girl y OMG.

Pero las sorpresas no acabaron allí, ya que Lil Jon apareció en el escenario para entonar el coro de “Turn Down for What”, seguido de hit “Yeah”, en donde se sumó a la presentación Ludracris.

Acompañado por un equipo de bailarines igualmente talentosos, vestidos en llamativos atuendos. Usher ofreció un espectáculo visualmente impresionante que mantuvo a todos en vilo, en un entretenido show de medio tiempo, a la espera de la definición del campeón de la NFL entre Kansas City Chiefs y San Francisco 49ers.

Revisa parte de la presentación de Usher a continuación