El domingo 1 de agosto a partir de las 16:00 horas se disputará una nueva versión del clásico universitario, aunque ahora será distinto al de los últimos años, ya que se jugará en cancha neutral, puesto que el local, Universidad de Chile no puede utilizar el Estadio Nacional y ejerce su localía en el estadio El Teniente de Rancagua. 

Un partido donde el líder del Campeonato Nacional, Universidad Católica buscará seguir en la cima del torneo para seguir con su objetivo de lograr el tetracampeonato, tras quedar eliminados en la Copa Chile y Copa Libertadores. 

No obstante para dicho partido, ambos equipos tendrán sensibles e importantes bajas, siendo los azules unos de los más complicados, ya que no podrán contar con su arquero y capitán y de un talentoso volante, que venía siendo una de las piezas importantes en el esquema del entrenador Esteban Valencia

El Huevo no tendrá disponible al portero Fernando de Paul, quien recibió tres fechas de sanción tras ser expulsado en el triunfo ante Curicó Unido por reclamos airados e insultos contra los árbitros del encuentro, en especial contra el cuarto juez cuando se retiraba del terreno de juego. 

Al Tuto, se suma el volante Pablo Aránguiz quien sufrió un esguince de tobillo grado II ante los curicanos y sera baja por casi un mes en el cuadro estudiantil, situación que complica al técnico para enfrentar a la UC.

Mientras que por el lado de los Cruzados, el entrenador Gustavo Poyet también sufre. Una de las bajas más sensibles es la del volante Luciano Aued. El argentino es titular indiscutido en el equipo y tendrá que ser operado por una fractura del quinto metatarsiano izquierdo y estará tres meses fuera de las canchas.

La UC sufre con las lesiones y operaciones, ya que el delantero Gonzalo Tapia, quien era una de las alternativas de Poyet en ofensiva, también tendrá que pasar por el quirófano por una rotura del tendón central de los isquiotibiales de la pierna derecha.

El joven de 19 años venía arrastrando dicha molestia hace un tiempo y por lo mismo, la dirigencia, cuerpo técnico y el jugador decidieron que fuera intervenido en Barcelona. 

Sensibles e importantes bajas por parte de ambos equipos para afrontar el crucial duelo donde la UC buscará extender su ventaja con sus escoltas, mientras que la U quiere acortar la distancia y quedar a tiro de cañón del puntero.