Johnny Herrera ya palpita el próximo superclásico con Universidad de Chile visitando a Colo Colo en el estadio Monumental este domingo al mediodía. La U espera romper con los 20 años sin ganarle al archirrival en casa de los albos y de paso reveló que es un tema que le duele.

“En la última etapa que yo estuve en la U era de los que más había jugado clásicos, y obviamente duele un poquito esa deuda, en mi caso, más allá que yo había ganado en el Monumental, me quedó esa deuda de poder ganarle de nuevo a Colo Colo en el Monumental”, dijo Herrera en el programa Todos Somos Técnicos de TNT Sports.

El ex arquero del Chuncho agregó que “es una sensación rara, es rara la semana, porque por ejemplo fui con el Audax tres veces al Monumental y creo que les ganamos las tres veces a Colo Colo. Con Everton les ganamos una final histórica, y con la U siempre tuvimos problemas en la última parte”.

“Me acuerdo que cuando empecé en la U en los 90 era todo lo contrario. Estuve en el plantel que le ganamos las tres veces seguidas en el Monumental si mal no recuerdo. El 99, 2000 y 2001, que el 2001 juego yo. Son sensaciones encontradas. De pronto en mi caso cuando estaba ahí era tratar de cambiar esa racha, ir y romper esa racha. Pero muchas veces nos pasaron cosas”, complementó el otrora 25.

Y no pasó desapercibida una frase que reitera el dolor de Herrera por la oscura racha azul en el estadio Monumental frente a Colo Colo. El ex arquero comparó el hecho con la maldición de los 25 años de Universidad de Chile.

“Con el equipo de Sampaoli nos echan a dos jugadores en el primer tiempo y nos cobran un penal que no fue. En otros partidos el cuerpo técnico no estuvo a la altura, en otras oportunidades los jugadores no estuvimos a la altura. Siempre pasaba algo y quedaba la sensación que se estuviese repitiendo la maldición de los 25 años sin salir campeones”, sostuvo el angolino.

Johnny Herrera sentencia: “pero hay que ser positivos y cada historia es una oportunidad nueva, y hoy todos los cabros que están, que varios son nacidos y criados en la U, tienen una linda oportunidad de hacer historia y tengo toda la fe en ellos. Me acuerdo del partido del 2001: nosotros no éramos favoritos para nada, Chamagol (Sebastián González) dijo en la semana que nos iban a golear, nos faltaban como siete jugadores y los reemplazó gente formada en casa. Y terminamos ganando con un juego increíble”.