Universidad Católica empató con O’Higgins y Ariel Holan, DT del tetracampeón del fútbol chileno, no entiende cómo pasó. “Teníamos el control en todo momento y nos anotaron en jugadas aisladas, un centro del sector derecho de nuestra defensa que anticipan en el área y así, inmerecidamente, encuentran en el empate. Y el otro también fue una jugada aislada. Tuvimos que remar desde atrás, el equipo con buen fútbol a ratos y mucho corazón lo empató. De haber tenido un poco más de gasolina lo podíamos ganar, pero sentimos el partido en los últimos minutos, habíamos corrido mucho y llegamos a esa fase sin poder ir ganando. Corrimos de atrás inesperadamente y merecíamos, cuando menos, empatar”, dijo de entrada el estratega. 

“Generamos peligro, en el último pase nos costó estar un poco más finos. Pero repito, creo que nos está faltando un poquito de nafta para redoblar sobre los últimos 20 minutos. Cuando se recupere bien Montes, que hoy volvió a jugar después de un semestre; Tapia que quedó afuera por una angina; Fabián Orellana que espero que esté mejor ya que no tiene vestigios de su tendinitis. Ahí tenemos más alternativas para sostener los últimos minutos. Eso nos faltó hoy para asistir al equipo mejor todavía. Probamos todos, jugamos con línea de tres, 4-3-3, 4-4-2, a ratos conseguimos lo que buscábamos, pero tuvimos un gran desgaste. Y la realidad es que aún no terminamos de nivelar y fortalecer desde lo físico al equipo. En la Copa Chile también hay ciertas cuestiones que respetar, pero ya vamos a tener más alternativas”, añadió. 

Asimismo, dijo que “en el primer tiempo dominamos ampliamente al rival, nos costó los primeros 10 minutos pero luego entramos por los costados las veces que quisimos. Íbamos ganando tranquilos y nos empataron en una jugada esporádica. No tiene nada que ver la línea de tres. Jugamos con dos puntas por dentro, con Parot e Isla que estuvieron en el gol, de izquierda a derecha, con Aued y Pinares llegando por adentro. Teníamos a los laterales, los dos de arriba y los interiores, seis futbolistas en ataque. De haber conectado mejor el último pase pudimos hacer un gol más. Dominamos ampliamente el partido salvo los primeros 10 minutos. El primer tiempo nos debimos ir, al menos, ganando el partido. Después nos hacen otro ni siquiera de llegada, fue un remate de fuera del área donde defensivamente quedamos abiertos, pero estaba controlado. Soy optimista de cara a lo que viene, aunque nos queda esa sensación de que nos falta en varios aspectos”. 

También abordó la suerte. “El Chapa (Fuenzalida) como muchos, como Pinares, dan el máximo y cada vez están mejor. Estamos un poco salados. Esta angina lo volteó el fin de semana pasado y hoy hizo un esfuerzo muy grande para terminar el partido, hizo un gol y metió un centro bárbaro a Zampedri. Me voy quedando tranquilo porque vi al equipo con mucha actitud, con el correr de los partidos vamos a estar cada vez mejor. El equipo va mejorando, lentamente, pero lo hace. En todos los partidos hay rasgos distintivos que me marcan eso. No en la velocidad que queremos, pero hay que tener paciencia, mucha perseverancia, mucha disciplina y tirar fuerte para adelante para terminar un semestre tras un año muy complicado. Estamos tratando de salir de esa situación. Nos está costando y todo lo que cuesta vale”, sentenció. 

¿Se pueden ir Matías Dituro o Raimundo Rebolledo? “Por más salidas prefiero que le pregunten al presidente. Con respecto al equipo ya hablamos mucho, hay que focalizarse en los jugadores que tengo y que están dando todo, se vacían después de los partidos. Con esa actitud vamos a llevar el barco a puerto y en diciembre, veremos. Hoy es esto, respaldar a mis jugadores, afrontar los compromisos con lo que tengo y en diciembre haremos el balance”, tiró el DT. 

Finalmente, Holan recalcó que “hay varias cosas para destacar y mucho para corregir, cuando digo que nos falta es en muchos aspectos, sincronización de equipo, sistema defensivo, en ataque. En todos los partidos, eso sí, hay mejorías. Fernando (Zampedri) se sacó un poco hoy esa cosa de no convertir y eso es muy bueno para él y para el equipo. Hay que poner toda la energía para terminar este que ha sido el año más difícil de la última década del club. En el primer quinquenio de la década el club fue muy competitivo y tuvo buenos resultados y en el segundo ganó cuatro campeonatos en cinco años. No es el momento de analizar por qué se llegó a esto. La realidad es que tenemos que recuperar a algún futbolista más de los que tenemos y tratar de redoblar los esfuerzos para terminar un semestre que lo ejemplifico con una frase: hay que llevar el barco a puerto, con eso respondo muchas cuestiones. Otras ya las hemos analizado y en diciembre haremos el balance”.