arrow_downward
Ben Brereton se robó las miradas en su debut con la selección chilena
Selección chilena

Ben Brereton Díaz y su aventura junto a Chile en la Copa América: "Me ha dado aún más hambre y motivación"

El delantero, que regresó al Blackburn Rovers, analizó lo que fue su paso por la Roja y aseguró que ahora quiere más. Claudio Bravo fue clave.

escrito por
Juan Pablo Viluñir Silva

Ben Brereton se robó las miradas en su debut con la selección chilena

Ben Brereton se robó las miradas en su debut con la selección chilena (Foto: Getty Images)

La selección chilena cerró su participación en la Copa América de Brasil 2020 con Ben Brereton Díaz como la gran sensación. El delantero del Blackburn Rovers fue la sorpresa de la nómina de Martín Lasarte y respondió con todo, anotando un gol y asistiendo en otro.

El rendimiento que tuvo el artillero chileno-inglés dejó encantado a los hinchas, quienes lo transformaron en la revelación dentro del plantel. En su regreso a Inglaterra, la figura nacional se dio el tiempo de conversar con su club y analizar lo que fue su paso por nuestro país.

"Fue un torbellino haber ido a Chile sin saber demasiado del país ni del idioma y conocer a todos los muchachos. Finalmente tuve mi oportunidad y fue un momento brillante para mí", lanzó de entrada el delantero.

Not Released (NR)
Ben Brereton debutó con la Roja en Copa América y se llenó de elogios de los hinchas. Foto: ANFP

Brereton Díaz dio detalles de cómo se gestó su llegada a la Roja, algo que venía pensando desde hace unos meses. "Tuve una buena racha de partidos la temporada pasada y vi aparecer los rumores aquí y allá. Sabía que la Copa América estaba a la vuelta de la esquina, el interés estaba ahí y, después de hablarlo con mi familia y amigos, todos pensamos que era una gran oportunidad. Ha sido una gran decisión y estoy muy contento de haberlo hecho".

Como si fuera poco, reveló el momento en que se enteró de su nominación. "Estaba con mi mamá y mi papá en ese momento, ellos habían venido a Blackburn a verme. Todos estábamos muy emocionados con la noticia y mi madre estaba muy feliz. Ella estaba tratando de enseñarme español en un día... ¡Pero nunca iba a aprender el idioma tan rápido! Mi mamá está muy orgullosa y estaba llorando cuando le conté (...) La mayor parte de mi familia vive en Chile, en Santiago, y vi a algunos de ellos el primer día que aterricé".

El cariño de los hinchas, el idioma y el nivel de Sudamérica

Por otro lado, Ben Brereton destacó el recibimiento que tuvo por parte de los hinchas de la Roja, quienes desde el primer minuto le dieron el apoyo. "Recuerdo haber llegado allí y creo que algunas personas habrían estado diciendo cosas sobre no saber quién soy, que no puedo hablar el idioma y cosas así. Sin embargo, fueron brillantes y me dieron un impulso de confianza a lo largo de mi tiempo allí".

La aventura del delantero se gestaba con una particularidad por delante, ya que no habla español. Sin embargo, hubo cracks del plantel que fueron claves para ayudarlo con ello. "No fue un gran problema en el campo, pero fue difícil tener una conversación fuera de él. Sin embargo, un par de jugadores hablaban inglés, como Claudio Bravo y Alexis Sánchez habían jugado anteriormente en Inglaterra". 

Eso sí, señaló que con Martín Lasarte hubo entendimiento. "Aprendí algunas palabras del entrenador que se necesitaban en el campo. Los angloparlantes me acogieron y fue normal pasar tiempo con ellos durante el par de meses que estuve allí".

Finalmente valoró el haber enfrentado a jugadores de la categoría de Lionel Messi y Neymar. "Son leyendas del juego y, para ser honesto, no piensas en ello mientras el juego avanza. Una vez que termina el partido, te sientas ahí y piensas y reflexionas sobre toda la experiencia. No me importan las preguntas sobre jugar contra este tipo de jugadores. Messi y Neymar juegan al fútbol como si fuera tan fácil. Me encantó toda la experiencia y me ha permitido ver un lado diferente del fútbol y me ha dado aún más hambre y motivación. Quiero más", sentenció.

Temas

Comentarios


Lee También