Luis Jiménez se retiró del fútbol a fines del 2022, con Magallanes. 10 meses después de ese día, el Mago sumó un título más a sus vitrinas, esta vez de formación educacional, ya que se graduó como director deportivo del INAF. Sumó este título al de DT. Desde ese ámbito es que criticó firmemente a la actividad en Chile.

En conversación con la revista del Sifup, el formado en Palestino destrozó al Campeonato Nacional. Jiménez aprovechó de analizar el balompié chileno, sus proyecciones de recambio, y descartó llegar a trabajar en Chile alguna vez, ya sea como técnico o como dirigente.

“Me da pena ver al fútbol chileno así. El problema es que a pesar del poco gasto, el nivel es tan malo, que se consiguen resultados locales. Pero es un año. Entonces, gastan poco. Al próximo no les va tan bien, pero mantienen la categoría. Entonces dicen, ah, zafé. El próximo año repito, me va a ir bien”, comentó.

Según el Mago, “con esa lógica subsisten. Me da un poco de lata, porque siento que el fútbol chileno está agonizando, está en coma. Hay pocos clubes que tienen ganas de crecer, que tienen proyectos realmente de competir. La mayoría tienen la lógica de que menos gasto es mejor, total no tengo que ser campeón. No tienen ninguna intención de exportar jugadores”.

Jiménez apunta a los representantes

El criterio de análisis de Luis Jiménez llega luego de cuatro jugando en Chile desde su vuelta en 2018. El Mago analizó lo que vio con sus compañeros de equipo y el resultado no le gustó. “El fútbol chileno está muy sucio”, expresó. 

“Yo veía compañeros que, con muchas condiciones, no jugaban porque no eran de tal representante o que tenían que cambiarse de club porque el agente se había comprado tal equipo. Hoy día en Chile no se juega por mérito. O son pocos los que juegan por mérito. Además, siento que ya no hay competencia. Los únicos que tienen presión por ser campeón son los tres grandes, y eso hace que se pierda el foco”, agregó.

Por esa razón es que Jiménez descartó de plano dirigir en Chile. “Tendría que estar peleando todo el día, intentando hacerle entender a alguien que está cerrado en que mientras menos gasta es mejor y se me va a ir el tiempo en hacerlo entender que tiene que invertir”, destacó.

“Saquemos a Colo Colo, Católica y la U, a los otros clubes no les interesa invertir en el fútbol joven, entregarle herramientas a los niños para que lleguen bien preparados en todo sentido, no sólo físicamente al primer equipo. Y me doy cuenta que es casi imposible”, indicó el Mago.

Es más, Jiménez agrega que todo fracaso del fútbol chileno parte por la desidia con que tratan al fútbol joven. “Hoy día no hay recambio y nadie hace nada. Y, claro, reclaman que Chile no clasifica al Mundial Sub 20, no clasifica al Sub 17, pero ¿dónde entrenan los niños? ¿Han visto cómo compiten los niños? Obviamente no se va a clasificar. No hay inversión. No hay proyectos”, explicó.

“Me escucho y digo, todo es negativo. Y esta realidad la comparten todos los que están en el fútbol, menos los dirigentes, que viven como en un mundo paralelo. Es horrible lo que pasa”, sentenció el Mago.