¡De la mano del Guerrero! Arturo Vidal le dio oxígeno a un Chile que se ahogaba ante Perú y le devolvió la vida

El Rey hizo un partidazo pese a venir fiebre y jugar todo el segundo tiempo en una pierna. Anotó el primero, en el segundo tiempo se arrimó la visita y lo empató y cuando se acababa la esperanza, el del Bayern Múnich metió un zurdazo que se clavó en el arco de los del Rímac para darle esperanza a la Roja. 

Parecía una tarde tranquila y terminó con preocupación y desahogo. Chile hizo un buen primer tiempo ante Perú y lo refrendó poniéndose en ventaja a los 10’ con el afiebrado Arturo Vidal, quien se la cambió a Pedro Gallese de cabeza tras buen centro de Mauricio Isla.

De ahí en más, la Roja pudo aumentar en varias ocasiones. Tuvo otra el Rey y tapó Gallese, lo mismo a Nicolás Castillo tras gran jugada de Alexis y el tocopillano no le dio tras un balón detenido. Todo tranquilo.

En el segundo tiempo, Vidal comenzó a acusar problemas físicos y parecía que se iba, pero se mantuvo en cancha. Al unísono, los de Ricardo Gareca se arrimaron y lo tuvieron primero con Aldo Corzo tras un tiro libre y luego con una buena apertura de Paolo Guerrero para Christian Cueva.

Era el aviso, porque a los 75’ Edison Flores los aguantó a todos, le metió un puntete y batió a Claudio Bravo para dejar helado a todo un país que veía cómo se alejaba el tercer Mundial consecutivo.

Murmullos, falta de piernas y el temor del “qué vendrá” inundaron el Nacional. Pero a los 84’, casi en una pierna, Vidal la cazó tras buena jugada de Aránguiz con Isla, se giró y metió un zurdazo para llenar de vida de nuevo al bicampeón de América. Luego sería reemplazado bajo una ovación.

Debió ser más simple, pudo ser más simple, terminó siendo muy sufrido pero, al fin y al cabo, Chile ganó y era lo que tenía que hacer. Aún vive la Roja.

Foto: Carlos Parra / Comunicaciones ANFP

RedGol recomienda

Más noticias de tu interés

RedGol recomienda