Tras la última victoria de la Universidad de Chile por el Campeonato Nacional, donde derrotaron por 3-2 a la Unión Española, los azules están preparando el Superclásico ante Colo Colo, que se jugará el próximo 26 de septiembre.

Por lo mismo, Camilo Moya, quien anotó un gol en el estadio Santa Laura ante los hispanos, asegura que saben muy bien lo que es jugar este tipo de partidos ante el archirrival, por lo que se sienten preparados para la tarea.

"Siendo canterano siempre nos preparamos para este tipo de partidos que son los Superclásicos, nos enseñan de chiquititos que estos partidos se ganan. No es una mochila, si nos ponemos una nos ponemos más a presión y en el momento en que venimos estamos súper bien", comenta Moya.

Es por esto que el jugador formado en la Universidad de Chile hizo un llamado a los hinchas, para que estén tranquilos en la previa y que tengan confianza en lo que está realizando el plantel.

"Decir al hincha que estén tranquilos, que nosotros vamos a dar el cien por ciento y nos estamos preparando de la mejor manera, para afrontar este partido, porque sabemos que jugamos de local, con nuestra hinchada y eso motiva aún más", destaca el volante azul.

Quedando más de una semana para el partido que se jugará en el estadio El Teniente de Rancagua, el jugador azul ya está viviendo la previa del encuentro, donde desde 2013 que no logran una victoria.

"Antes de los partidos, y en especial este tipo de partidos, uno está ansioso de poder jugar. Mi sueño es poder ganar un clásico y eso sería lo más lindo; si me toca jugar o no, estaré apoyando. Si ganamos, ganamos todos. Eso sería lo más lindo", detalla el jugador que suma dos goles con la camiseta de Universidad de Chile.

Un punto a destacar en su juego, ha sido el alza que ha mostrado en las últimas fechas, lo que pareciera haber ido dejando atrás esas semanas con un bajo rendimiento que le hicieron perder el puesto en el once titular.

"Es súper importante las personas que están alrededor mío: mi familia, polola, amigos, compañeros y el cuerpo técnico, que ellos fueron súper importantes en que yo agarrara confianza otra vez y que pudiera demostrar mi juego. Mis compañeros son importantes y siempre tenían una palabra de aliento. Mi familia es mi todo y gracias a ellos pude salir adelante y no recaer más", finaliza.