Eugenio Mena habló sobre la grave lesión que lo alejó de las canchas en agosto y lo mantendrá sin fútbol por el resto de la temporada. En conversación con Mega, el lateral de Universidad Católica actualizó su estado y reveló cuándo podría ser su esperado regreso a las canchas.

Mena sufrió una fractura de tibia y peroné en su pierna izquierda en medio de un partido entre la UC y Ñublense por el Campeonato Nacional. Raimundo Rebolledo fue a pelear un balón divido con Mena cuando cometió una falta que sacó al Chueco en camilla y luego lo obligó a pasar por el quirófano.

“Por momentos ha sido muy difícil. Al comienzo asimilar la lesión es difícil para la cabeza, porque me gusta el día a día, me gusta entrenar, me gusta estar con mis compañeros. Saber que iba a estar un período largo fuera me volvía loca la cabeza”, partió diciendo Keno al canal televisivo.

“Por momentos miro a mis compañeros entrenar y decaigo un poco, pero eso también me da fuerza para volver a estar bien y estar con ellos, estar el día a día. A mí me encanta entrenar, me gusta llegar temprano, ir al gimnasio y quedarme después. Disfruto de mi profesión”, continuó.

“El plazo que me pongo es llegar a la pretemporada. Estar en la pretemporada con mis compañeros es donde estoy apuntando. De ahí va a ser el proceso de vuelta al fútbol y todo, pero empezar el año con mis compañeros es lo que me propuse desde el comienzo”, reveló.

Eugenio Mena: “Raimundo Rebolledo estuvo muy preocupado”

Además, Eugenio Mena confesó que Raimundo Rebolledo, quien le cometió la falta, se preocupó de forma inmediata por él. “Viendo la repetición, nunca vi que fue mala intención. Estuvo súper preocupado, me fue a ver el otro día a la clínica, me escribe, me pregunta cómo estoy, cómo va la evolución de la lesión”, dijo.

“Cuando conversamos le dije que estuviera tranquilo, que había sido una jugada de fútbol y que no fue su intención”, agregó. De todas maneras, el ex jugador de Racing reconoció que la imagen de su lesión es muy fuerte y que no ha podido volver a verla.

“La vi llegando a la clínica. No lo podía creer. La imagen es muy fuerte, incluso ahora no la he vuelto a ver. No me da para verla, pero sí en el momento, llegando a la clínica, la vi. La vi unas cuatro veces. Algo de no creer”, dijo.

“En ese momento fue un golpe de una patada fuerte. No pensé que había sido fractura. Después sí, porque de la rodilla hacia abajo sentía que tenía dormido y muy hinchado. Cuando voy cayendo, ya veo también que la pierna se va sola. Ya sabía, pero no era un dolor muy fuerte. Fue como una patada fuerte”, contó. 

Por último, confesó que “se te pasa por la cabeza (dejar el fútbol), pero es algo pasajero. Siempre tuve la fe de que me voy a recuperar bien para volver a ejercer esta linda profesión. La familia también es muy importante. Mi hijo, mi familia en general, han estado súper cerca a mí en este proceso, su apoyo es fundamental”.

Todas las novedades de Universidad Católica y del fútbol chileno en la pala de tu mano. Sigue el grupo de WhatsApp de Redgol y encuéntranos también en Google News.