Luego de complicados meses en el Villarreal, Ben Brereton partió a préstamo al Sheffield United de la Premier League para reencontrarse con su mejor versión. Ahora, el delantero de la selección chilena habló de su decisión de volver a Inglaterra y cómo han sido estas semanas en sus tierras.

“Realmente disfruté los primeros seis meses en España, pero quería tener más minutos y Sheffield United quiso contar conmigo. No me costó encajar porque conozco a varios de los chicos del plantel. En mis inicios en Nottingham Forest compartí con Ben Osborn y Jack Robinson. Y durante mis cuatro años en Blackburn me tocó enfrentar varias veces a Sheffield. Sabía cómo era el club y ellos sabían cómo soy yo”, contó en LUN.

“Amé los seis meses en Villarreal, pero esto es algo que pasa en cada club. A veces juegas, a veces no, el técnico solo puede elegir a once jugadores. Conversé con la gente del club y estuvieron de acuerdo en que necesitaba más minutos”, explicó después.

La Roja influyó en su decisión. “Yo quería irme a préstamo hasta el final de la temporada porque se viene un verano importante con la Copa América. Quiero estar en mi mejor forma. Después de los seis meses volveré a Villarreal y ojalá pueda probar que sí puedo jugar más en España”, dijo.

“Para cualquiera que crece soñando con jugar al fútbol, la Premier League es el pináculo. Es un honor tremendo, pero hay que demostrarlo en la cancha. Me alegró en mi primer partido ante West Ham y después haber podido convertir ante Crystal Palace. Ojalá vengan más goles. Mi familia también estaba chocha, mi papá y mi mamá me han acompañado a todos lados en mi carrera”, sumó.

Ben Brereton y su vida como papá

Además del Villarreal y el paso a la Premier League, Ben Brereton habló de su vida como padre. A Inglaterra regresó junto a su pareja, Kimberley Abbot, y el hijo de ambos. “Estoy viviendo en un departamento con Kim y nuestro hijo Mason (de un año)”, contó.

“En Inglaterra hace un frío miserable, pero bueno, soy de acá. Mis papás viven a una hora de Sheffield, en Stoke. Mi rutina es la misma todos los días: me levanto, me lavo los dientes, subo al auto para ir a entrenar, hago lo que necesito y luego vuelvo a casa para pasar tiempo con mi familia”, siguió.

“Kim ama España, Valencia es un lugar genial para vivir. Pero ella está feliz de volver a casa y pasar tiempo con sus amigas y familia. Ha sido genial, pero en realidad no importa dónde vivamos. Sólo quiero jugar al fútbol, mejorar y mejorar”, cerró.

Toda la actualidad del fútbol chileno e internacional en la palma de tu mano. Sigue el grupo de WhatsApp de Redgol y encuéntranos también en Google News.