Diego Armando Maradona es odiado por varios producto de lo que hizo fuera de las canchas y amado por otros por cómo deslumbró al mundo entero con su juego dentro de ellas, pero lo cierto que hasta ahora solo algunos pocos han llegado a parecerse a él con la pelota en los pies, donde brilló con Napoli, la selección argentina, Barcelona, entre otros.

Eso sí, recientemente el mercado de fichajes del cuadro culé nos entregó la historia de un jugador que llegó al segundo equipo proveniente desde el fútbol alemán, y que es igualito al fallecido astro argentino, pero de apariencia. Y aunque no sabemos aún si podrá jugar como él, de seguro más de alguien que ya le ha comentado de su parecido.

Y es que el futbolista de 17 años usa el mismo cabello frondoso que ocupaba el Barrilete Cósmico en su etapa en el elenco blaugrana, lo que hace más particular aún la historia. Y hace recordar también el proceso del argentino en el Camp Nou, donde estuvo dos temporadas y anotó 38 goles en 58 partidos jugados.

Según reportes Sport, el club pagará un monto cercano al medio millón de euros al Eintracht Frankfurt para quedarse con el futbolista.

Y las condiciones de su contrato estipulan que el ruliento se asegurará su permanencia en el Barcelona B hasta el 30 de junio de 2024, y contará con una cláusula de salida de 100 millones de la misma moneda. Y por lo menos de momento se ve lejana su opción de subir al primer equipo.

Primero tendrá que enfrentar a los rivales de la categoria de la filial culé y destacar entre sus compañeros, y ahí podría ser perfectamente considerado por Xavi Hernández para el primer equipo, aún más considerando el énfasis que le pone el técnico formado en La Masía a la gente de casa.

Así las cosas, su pasado en el Valencia juvenil y el elenco alemán no son suficientes para decir que Blanco jugará como Maradona, a no ser de que tenga una sorpresiva explosión en su carrera que todavía no muestra, pero si su apariencia ilusiona a varios para traer a la memoria al campeón del Mundial de México 1986 con la Albiceleste.