Goles son amores y no grandes razones reza el dicho y es lo que pasó este miércoles en el San Siro donde el Inter de Milán (Arturo Vidal ingresó en el complemento) ante el Real Madrid mereció quizás más, hizo el desgaste del partido, pero se fue a las duchas con las manos vacías

El más abrazado por los jugadores merengues fue Rodrygo, el delantero brasileño que ingresó en la segunda parte y desniveló el encuentro de Champions League cuando todos pensaban en un empate.

"Creo que todas las veces que he jugado en Champions lo jugué bien y he hecho algo bueno para mi equipo, estoy contento, me encanta jugar la Champions y marcar goles en la Champions", aseguró el héroe de la jornada.

Para Rodrygo, su gol es bueno, pero más importante era ganar los tres puntos.  "Es muy importante, sabíamos que iba a ser un partido duro aquí, ellos jugaron mejor la primera parte y en la segunda controlamos un poco más, es muy importante ganar aquí pero todos los partidos van a ser muy muy difícil", aseguró.

Agregando que "sabíamos que íbamos a sufrir aquí, supimos sufrir y salió el gol. Lo primero era acertar en la presión y la marca, el míster nos habló de esto y volvimos mejor".

Además el brasileño pide más minutos "Claro, quiero siempre jugar, siempre que estoy en el campo puedo hacer algo por el equipo pero respeto al entrenador, yo voy a entrenar para que cuando llegue mi oportunidad estar listo. Todos los años ha sido difícil, el Madrid es así y siempre va a ser difícil", cerró.