[Fotos] El revolucionario 2-2-4-2 de Mourinho que tiene vuelta loca a toda Inglaterra

El portugués logró un perfecto triunfo ante Chelsea el fin de semana, donde los Blues sólo patearon 5 veces al arco y no pudieron generar ocasiones de peligro. Pero todo es gracias al novedoso sistema que usó Mou para el encuentro.

Manchester United derrotó 2-0 al Chelsea en Old Trafford el pasado fin de semana, dejando la Premier League al rojo vivo. Pero lo que más soprendió fue el perfecto juego que planteó José Mourinho para anular al súper cuadro de Conte.

El portugués ejecutó un novedoso 2-2-4-2. Muchos al ver la formación de Mou pensaron en un 3-5-3 o en un 4-4-2, pero con esta explicación se revelará el verdadero secreto del luso para poder ganar el tercer encuentro ante los Blues.

De Gea; Rojo, Bailly; Herrera, Darmian; Valencia, Young, Fellaini, Pogba, Lingard y Rashford fue el equipo que mandó a la cancha el DT de los Diablos Rojos. A muchos les extraño que Ibrahimovic no fuera de la partida, pero todo tenía un motivo, el ritmo del cuadro.

Los dos centrales fueron Rojo y Bailly, ambos tenían que encargarse de Diego Costa y fueron los designados por ser atléticos y rápidos para llegar a todos los cruces. Ander Herrera y Darmian jugaban por delante de los defensas con una sola finalidad, hacer marca personal a Hazard y Pedro.

Con esto, Mourinho tapó una parte importante del juego del Chelsea, sus bandas. Para reforzar esto, tenía a Young y Valencia haciendo lo largo de las orillas para generar juego y cubrir espaldas. Fellaini era el destructor del medio campo para dañar a Kanté y Matic, mientras que Pogba era la mente del equipo, obviamente también con labores defensivas.

Con los jugadores claves de los Blues tapados, los volantes centrales tuvieron que ser los encargados de crear juego, pero tuvieron muy poco éxito. En punta, la velocidad y ritmo de Lingard y Rashford hicieron estragos. Gran capacidad para hacer diagonales y romper una línea de 3 que sufrió de principio a fin.

Para Mourinho la clave de todo fue el gran trabajo de Herrera para anular Hazard y mencionó que "para muchos técnicos es difícil ubicar a Ander en la posición que hizo hoy". Fue tanto el mal juego del Chelsea que Conte debió mandar a la cancha a Fabregas, pero Mou respondió con Carrick para taparlo y el resto es historia. El equipo del italiano sólo pateó 5 veces al arco rival y se vio muy mal en Old Trafford.

Foto: Getty Images.

RedGol recomienda

Más noticias de tu interés

RedGol recomienda

La Pizarra de RedGol junto al profe John Armijo