Desde la cabeza

José Luis Gilberto

El fútbol sólo lo veo en Azul

Columna azul que da la clave de cómo debe afrontar el Superclásico la Universidad de Chile. Repasa errores de antiguos equipos de la U y remarca la fortaleza que tiene el equipo con la llegada de Víctor Hugo Castañeda y Luis Musrri. 

“Hay una desesperanza aprendida” dicta el Psicólogo deportivo Giorgio Agostini para El Mercurio, explicando la sequía en el Monumental de la U, los fantasmas que aparecen en cada saque lateral, en cada corner, en cada momento que está en juego el balón. Si fuera parte del cuerpo técnico, antes de entrar a la cancha, les presentaría un video de cada una de las fallas de los equipos que se pararon allá, de cada error que cometimos en pelotas detenidas, en cada expulsión revolucionada e impulsada por el arrebato de sangre azul de algunos defensores (se me viene a la cabeza Osvaldo González), en resumen, el partido del domingo no solo hay que plantearlo y mirarlo desde la perspectiva estacional, sino con un contexto de tiempo e historia.

Si alguien conoce, sabe y sufre por este equipo, es sin duda el cuerpo técnico, que acepta un desafío muy desequilibrado en lo profesional, sin poder elegir algo del plantel (a diferencia del antecesor), demuestra su cariño con el club y acepta la oferta de tres meses de trabajo condicionados a un desempeño que solo podrán maquillar, pero sin directrices de fondo.

Musrri deja un trabajo estable y viene en buscar su oportunidad acá, sacándose todo el discurso inventado por el colegio de técnicos sobre los procesos y los tiempos, tan solo porque sentía que debía ser parte de esto. Además, acepta ser uno más del cuerpo técnico, con harta humildad y sabiduría, logra llegar en un momento bisagra de la campaña. ¿Cómo todo esto, se transmuta a los jugadores sin presionarlos demasiados? ¿De qué serán capaces en el mismo camarín? ¿Serán capaces de imprimirles a los jugadores estas nuevas visiones? Necesariamente es un punto a favor para este cuerpo técnico, ganar el domingo, así se configuran las confianzas correctas, las conversaciones adecuadas y los liderazgos estables en el tiempo.

¿Serán entonces los factores externos en los cuales se pueden involucrar los desempeños individuales y colectivos de la U?, ¿estarán lejos de sus cualidades porque la galería está más cerca? Todo lo define la categoría del jugador, la madera de la cual está compuesto, y eso se nota de inmediato, en las primeras pelotas . Si el equipo se suelta y es capaz de bajar las revoluciones, es seguro que tienes un punto a favor. Si quieren ganar el domingo, deberán construir una muralla, ser metódicos en cada movimiento de bloques y ser punzantes cuando se les abra el partido.

Al parecer, solo sirve el triunfo, porque el empate está contabilizado como ganancia del local por los estadísticos y sabios de los números, ahora bien, no todos los clásicos tienen la obligación de ser solamente ganados para que “cuenten” o “valgan”, pero es una presión que está en el aire futbolero, es algo que hay que aceptar y contraindicar psicológicamente, tal vez con un video motivacional, tal vez contando las historias del Sauzal, o las del Caracol, no sé, pero un partido fácil de enfocar no es , y si alguien sabe sobre la desesperanza y las cosas en contra, son estos grandes jugadores que ahora tienen el buzo del DT.

Me quedo con la ansiedad previa, con las ganas de romper la historia el domingo, con las ganas de llegar fortalecidos en lo que resta del torneo, con la cabeza limpia de nueva/viejas ideas, con los fantasmas que aparecerán en cada tiro de esquina, con los goles del Heidi, con los goles de Rivarola, con el gol de Thompson y los de Maestri , con todos los que estaremos de una u otra forma, en la cancha el domingo al mediodía alentando al león

Foto: Agencia Uno

RedGol recomienda

RedGol recomienda