En Inglaterra vinculan a ultras rusos con el Kremlin y Putín trollea a los británicos de vuelta

Luego de las declaraciones del presidente de Rusia en las que ironizaba ante las acusaciones en contra de los violentos, desde Londres dicen que están unidos con el gobierno.

En un nuevo round entre británicos y rusos, desde Inglaterra intentan vincular a los violentos hinchas con el gobierno de Moscú, como respuesta a las irónicas palabras de Vladimir Putín sobre lo ocurrido en la Eurocopa entre ultras y hooligans.

El que pegó primero fue Vladimir Putín, el presidente de Rusia dio su parecer sobre la pelea que tuvieron hinchas rusos con británicos en Marsella, el caos producido por los ultras que viajaron a Francia y que arriesgan incluso sacar a la selección de la competencia.

Fiel a su estilo, Putín condenó los hechos, pero le pasó una repasada a las estadísticas oficiales y también le bajó el perfil al enorme cuestionamiento británico, que puso como pobres víctimas a los hooligans.

“No entiendo cómo 200 hinchas rusos le dieron una paliza a varios miles de ingleses. Se presta menos atención al fútbol que a las peleas de los aficionados. Es muy triste y lo lamento. Pero la responsabilidad por los incidentes debe ser personificada y el trato a los transgresores debe ser el mismo para todos” , comentó.

Además, en el Kremlin dijeron que las profundas críticas en contra de Rusia, en la que incluso se pedía que le quitaran el Mundial del 2018, se enmarca en una campaña anti rusa de los británicos.

Los problemas diplomáticos entre británicos y rusos comenzaron de manera más activa cuando la FIFA designó a los ex soviéticos como sede del Mundial del 2018 en desmedro de los ingleses, lo que provocó el comienzo de una campaña de desprestigio generalizada del país del este en el resto de Europa.

Tras la ironía de Putín, que además de cuestionar las versiones oficiales aprovechó de resaltar la fuerza rusa –muy al estilo histórico de su país- en Inglaterra comenzó en los medios y en voces de parlamentarios la vinculación de los ultras con el gobierno de Moscú con supuestas intenciones políticas como fin.

Según The Guardian, y varios otros medios ingleses, el gobierno de Londres “sospecha de muchos que atacaron a los hinchas ingleses están bajo servicio en Rusa, luchando por Putín en una guerra híbrida”. Algo así que desde Moscú están buscando en tiempos de paz crear polarización política.

Los británicos dicen que Putín pretende tomar lo ocurrido en Marsella como una muestra de que son los rusos las víctimas de los ataques diplomáticos en su contra.

Todo esto se enmarca en un nuevo partido de Rusia en la Eurocopa ante los británicos: Ahora es Gales el lunes 20 en Tolouse, el último duelo del Grupo B y que tiene a los de Leonid Slutsky obligados a ganar o se quedarán fuera del torneo.

Foto: Getty Images

RedGol recomienda

Más noticias de tu interés

RedGol recomienda

La Pizarra de RedGol junto al profe John Armijo