Edú Vargas lloró por su mamá en el bus, pero ya está al 100%: "No ganar sería un fracaso, porque somos campeones de América"

Turboman se enteró de que su madre había sufrido un infarto del que se recupera. Doña Pamela le dijo que se quedara en Estados Unidos y el delantero asumió el desafío con hambre. "Los goles a Panamá fueron un golpe anímico"

Un percance médico familiar alteró los últimos días de Eduardo Vargas. El delantero de la Roja, que convirtió dos veces ante Panamá, se había sacado una espina. "Estaba agobiado, pero esos goles fueron un golpe anímico, porque no había marcado y porque jugué contra Argentina y después me sacaron", reconoció Turboman.

Es parte de la entrevista que el ariete concedió a LUN y donde revivió el duro momento que pasó al saber del infarto agudo al miocardio que sufrió su madre, Pamela Rojas, en Santiago. "Me puse a llorar en el bus. Sin saber nada me dio una pena terrible y se me pasaron muchas cosas por la cabeza", reconoce Vargas.

Pero luego habló con su mamá y la panorámica cambió. "Me dijo que estuviera tranquilo, que me quedara en la selección y me concentrara para el partido con México. (Si hago un gol) obvio que se lo dedicaré a mi mamá, a mi mujer y a mis hijos, Antonella y Benjamín, que viene en camino", adelantó el ariete del Hoffenheim.

La exigencia es máxima. "Analizamos nuestros errores y dimos un paso grande al avanzar a cuartos de final, porque recuperamos la confianza. Ahora hay que ganarle a México, que es un buen rival, además que juega de local". Y por eso Vargas no eludió responsabilidades a la hora de fijar metas para esta noche.

- Sería un fracaso si no le ganan a México.

"Sí, porque somos los campeones de América".

Fotos: Agencia Uno

RedGol recomienda

Más noticias de tu interés

RedGol recomienda

La Pizarra de RedGol junto al profe John Armijo